SAF –21 de marzo de 2016.

DJuanAntonioastorga

El Sr. Obispo, D. Juan Antonio Menéndez, invita a todos, especialmente a los sacerdotes, a participar en la Misa Crismal.

El próximo miércoles 23 de marzo a las 11:00 h tendrá lugar en la Catedral de Astorga la celebración de la Misa Crismal en la cual los sacerdotes renuevan las promesas de su ordenación. D. Juan Antonio este año quiere invitar de una manera especial a participar en ella como expresión del Jubileo de los sacerdotes de la diócesis.

Además de a los sacerdotes el prelado asturicense también invita a participar a esta celebración a todos los diocesanos, religiosos y religiosas.

¿Qué es la Misa Crismal?

La Misa Crismal, presidida por el obispo y concelebrada con los presbíteros de la diócesis, es la celebración en la que se consagra el Santo Crisma (de aquí el nombre de misa crismal) y bendice además los restantes óleos o aceites (para los enfermos y los que se van a bautizar). La palabra crisma proviene de latín chrisma, que significa unción. El crisma es la materia sacramental con la cual son ungidos los nuevos bautizados, son signados los que reciben la confirmación y son ordenados los obispos y sacerdotes, entre otras funciones. La consagración del crisma y la bendición de los otros dos aceites ha de ser considerada como una de las principales manifestaciones de la plenitud sacerdotal del obispo. Así pues el Santo Crisma, es decir, el óleo perfumado que representa al mismo Espíritu Santo, nos es dado junto con sus carismas el día de nuestro bautizo y de nuestra confirmación y en la ordenación de los sacerdotes y obispos. El rito de esta misa, de la Misa Crismal, incluye la renovación de las promesas sacerdotales. Tras la homilía, el obispo invita a sus sacerdotes a renovar su consagración y dedicación a Cristo y a la Iglesia. Juntos prometen solemnemente unirse más de cerca a Cristo, ser sus fieles ministros, enseñar y ofrecer el santo sacrificio en su nombre y conducir a otros a él.