SAF – 6 de noviembre de 2014.

En relación con la seguridad en el Medio Rural, y con el inicio de la campaña micológica, la Guardia Civil ha puesto en marcha la tercera edición de la denominada “Operación Espora” en las nueve Comandancias de Castilla y León, en coordinación con la Consejería de Medio Ambiente  de la Junta de Castilla y León.

La función principal es el control de la recolección, compra-venta, transporte y establecimientos dedicados al almacenaje de productos micológicos y sus derivados, y proceder, en su caso, a denunciar las infracciones que se observen, así como a instruir las diligencias penales que procedan.

Se pretende con ello evitar la recolección de forma masiva e incontrolada, utilizando prácticas ilegales o dañinas para el medio ambiente o puedan degradar el entorno natural, así como la entrada en la cadena alimentaria de productos sobre los que no se ha podido ejercer un control sanitario específico.

En la ejecución de la “Operación Espora”, toma parte principalmente el  SEPRONA auxiliado por el resto de las unidades y especialidades de la Guardia Civil, como son efectivos de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial y Unidad Aérea.

La “Operación Espora” se mantendrá activa hasta la finalización de la campaña micológica.

La provincia en la que se concentra una mayor parte de éstas es Soria, circunstancia lógica si se tiene en cuenta que es la provincia con mayor potencial de aprovechamiento micológico.

Los motivos de infracción son variados y se pueden resumir en los siguientes:

–    Recolectar setas sin autorización en zonas acotadas.

–    Sobrepasar el cupo diario establecido en cada zona.

–    Por la forma de recolección o por el recipiente usado en la misma.

–    Relacionadas con la venta y comercialización de setas.

–    Relacionadas con el transporte con fines comerciales.

DATOS OPERACIÓN ESPORA EN LO QUE VA DE CAMPAÑA

Datos a principios de noviembre 2014.-

Desde su puesta en marcha en la actual campaña se han interpuesto 224 denuncias; instruidas dos (2) diligencias por falta de hurto, imputando a 20 personas; se han realizado más de 35 aprehensiones arrojando un total de más de 3.500 kilogramos de productos micológicos.

En el apartado colaboraciones con otros organismos se han realizado 16 apoyos a Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León.

En el total de incautaciones por intervenciones propias como por colaboración con otras Administraciones se ha arrojado un resultado de más de 6.000 kilogramos de productos micológicos de diferentes tipos.