Porto de Sanabria, igual que muchos pueblos de la Zamora Vaciada, se enfrentan a la epidemia del coronavirus y al aislamiento con la falta de servicios del medio rural que va en aumento a medida que descienden los vecinos. Porto ha querido tranquilizar a sus vecinos afirmándoles que esta semana seguirá llegando la venta ambulante.

Porto de Sanabria, igual que muchos pueblos de Zamora, tiene que aprovechar a los vendedores ambulantes que van de pueblo en pueblo para que sus vecinos puedan comprar alimentos. Pescaderos, carniceros, ultramarinos, fruteros y panaderos son algunos de los servicios que llegan a los pueblos, la mayoría de ellos ya sin una tienda en el pueblo para poder aprovisionarse.

Leer más en ZN