SAF – 3 de noviembre de 2014.

Los vientos afectarán especialmente al litoral de A Coruña y Lugo, así como a las zonas de montaña de Ourense, Asturias y Cantabria, donde las rachas podrían alcanzar los 100 km/h.

 Los costeros en Galicia podrían provocar olas de más de 5 metros de altura.

 El frente frío se extenderá en las próximas horas hacia el interior y sur peninsular, así como a las islas Baleares, Ceuta y Melilla.

 Más información en www.proteccioncivil.es y www.aemet.es

  La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), avisa por vientos y lluvia en la mitad norte peninsular, especialmente, en Galicia, Asturias y Cantabria.

 Los vientos costeros pueden provocar olas superiores a los 5 metros de altura en las costas de Galicia y las rachas de viento en el litoral de A Coruña, Lugo, y en las zonas de montaña de Ourense, Asturias y Cantabria podrían alcanzar los 100 km/h.

 Las precipitaciones podrían alcanzar los 15 m/l en una hora.

 El frente se irá extendiendo en las próximas horas hacia el interior  y sur peninsular, llegando a Baleares, Ceuta y Melilla.

 A partir de mañana, nevará en el Pirineo y en el Valle de Arán, donde podrían acumularse hasta 15 cm de nieve por encima de los 1.600 metros.

  Recomendaciones

Ante lluvias intensas y persistentes:

  • Si va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.
  • Si tiene que viajar, procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
  • Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua, y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación.
  • Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.
  • No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante el riesgo de inundaciones:

  • Manténgase permanentemente informado, a través de la radio y de otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación.
  • No conduzca en áreas inundadas. Abandone el automóvil y busque un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua.
  • Procure circular, preferentemente, por carreteras principales y autopistas.
  • Procure alejarse de vías y torrentes y no trate de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua.
  • Si tiene que evacuar su domicilio, traslade los artículos esenciales a los pisos más altos, cierre la toma principal de electricidad y gas y siga las instrucciones de las autoridades.

Ante fuertes vientos

  • Conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.
  • Si va conduciendo, extreme las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido. Preste atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante vientos costeros

  • Si se encuentra en zonas marítimas, procure alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes
  • En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar.