• Según el avance de afiliación a mitad de mes, sería el cuarto mes consecutivo de incremento del empleo en términos ajustados
  • Con esta previsión, agosto cerraría con un número de afiliados muy similar al que existía en febrero de 2020, antes de la pandemia
  • El número de trabajadores en ERTE se ha reducido en 45.000 personas desde finales de julio y, por primera vez, las personas en suspensión total han bajado de 200.000
  • Baleares y Canarias son las CCAA con un mayor descenso de trabajadores en ERTE en el inicio de agosto
Couple and receptionist at counter in hotel wearing medical masks as precaution against virus. Young couple on a business trip doing check-in at the hotel


Agosto cerrará con una afiliación media de 19,48 millones de personas, lo que supone un crecimiento de unos 80.000, según el avance experimental de afiliación quincenal que publica el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Este incremento sería el cuarto mensual consecutivo, en términos desestacionalizados, y permitiría recuperar al final de mes aproximadamente el mismo nivel de empleo que existía en febrero de 2020, antes del inicio de la pandemia.

Como en los meses anteriores, el crecimiento del empleo está siendo generalizado por sectores. En lo que va de mes, las principales actividades del Régimen General (excluidos los sistemas especial agrario y empleados del hogar) y del Régimen de Trabajadores Autónomos ganaban afiliados respecto al cierre del mes precedente. Educación, Hostelería y Construcción lideran la
creación de empleo durante la primera mitad de agosto.

El comportamiento de la afiliación en lo que llevamos del tercer trimestre respecto a la última semana de junio es bastante mejor que en años de creación de empleo. A mediados de agosto, el crecimiento de la afiliación acumulada es de 22.000 personas frente a una caída de 152.000 afiliados en el promedio de los años 2017-2019.

Menos de 200.000 en ERTE de suspensión total

l número de personas en ERTE se sitúa a 13 de agosto en un nuevo mínimo de 286.000, de las que 86.850 estaban suspendidas a tiempo parcial. Por primera vez, menos de 200.000 personas están en suspensión total.

Respecto al último día de julio, se ha producido un descenso de casi 45.000 personas en ERTE si tenemos en cuenta la fecha de notificación, mientras que, por fecha de alta, el descenso es de 12.000 personas. En ambos casos supone continuar con la senda de reducción de personas en ERTE de los últimos meses. Desde el pico de la tercera ola de la pandemia, en febrero, el
número de trabajadores en ERTE ha bajado en más de 600.000 personas.

De las 286.000 personas en ERTE a 13 de agosto, 186.000 -dos de cada tres estaban protegidas por modalidades que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social (sectores ultraprotegidos y cadena de valor, limitación e impedimento). El número de trabajadores en ERTE de sectores ultraprotegidos y su cadena de valor es de 123.000, mientras que en limitación quedan 57.000
personas, y 6.000 en impedimento. En todos los casos, las cifras son menores que al final del mes de julio.

Las comunidades autónomas que han registrado una mayor tasa de reducción de personas en ERTE durante las dos primeras semanas de agosto son: Baleares con una reducción del 22,7%, lo que supone 5.394 trabajadores menos; Canarias con un -18,1% y 8.920 trabajadores; y Comunidad Valenciana con una de reducción del 16,3% y 3.923 personas. En términos absolutos es la provincia de Barcelona la que mayor reducción registra.

Con el descenso de la primera quincena de agosto, el número de trabajadores en ERTE ha bajado del 2% del total de afiliados del Régimen General (sin regímenes especiales). En nueve provincias Almería, Huesca, Huelva, Ciudad Real, Cuenca, Lleida, Castellón, Badajoz y Álava, así como en dos CCAA, Murcia y Navarra, quedan en ERTE menos de un 1% de sus afiliados del régimen general.

Si nos centramos en los sectores de actividad que mayor reducción de trabajadores en ERTE han registrado durante la primera quincena de agosto, destacan Fabricación de vehículos a motor con una variación del -42%; Transporte aéreo con una tasa de reducción del 30%; Servicios de Alojamiento con una reducción de personas en ERTE del 22%; y Comidas y bebidas con un
-11%. En términos absolutos estos dos últimos sectores son los que han
registrado mayores salidas de personas en ERTE.

Artículo anteriorEl envío ministerial de vacunas frente a la COVID-19 correspondiente a la actual semana es de 103.590 dosis
Artículo siguienteEspaña recibe los primeros 9.000 millones de euros de fondos europeos para financiar el Plan de Recuperación