El 1 de marzo de 1476 se libró la batalla de Toro entre los ejércitos españoles y portugueses en las inmediaciones de la localidad zamorana. Este domingo se celebra un acto con la presencia de autoridades y las Fuerzas Armadas españolas y portuguesas en homenaje a los caídos en esa batalla.

Tomás del Bien, alcalde de Toro, reconocía que es un «placer» realizar un acto de recuerdo a «una de las batallas más importantes de la ciudad» por lo que supuso para Portugal y España. El propósito que se marca el alcalde es que el próximo año «nos volvamos a ver» con un acto mejorado. 

Desde el Ejército español también querían agradecer que el acto se celebre en memoria de lo que fue la batalla y simbolizando el signficado de las Fuerzas Armadas en el país, además de lo que signfica la integración de los ejércitos europeos en actos conjuntos con interés hacia la ciudadanía. Señalaban que para un militar es «un honor» rendir homenaje a todos aquellos que cayeron.

Leer más en ZN