SAF –20 de abril de 2016.

SVB01g

El Centro de Emergencias de Castilla y León recibe una llamada solicitando asistencia sanitaria para dos personas que se encuentra mal en su domicilio de la calle Bamba de la localidad de Casaseca de las Chanas (Zamora).

El personal sanitario de Sacyl que ha acudido al aviso comunica a la sala del 112 que ha saltado el detector de monóxido de carbono, por lo que podría tratarse de una intoxicación. El 112 da aviso del incidente a los bomberos de Zamora, a la Guardia Civil y a la central de las empresas suministradoras de gas.

El personal sanitario ha atendido a dos afectados, un varón de 83 años y una mujer de 81 que han sido trasladados al Complejo Asistencial de Zamora en UVI móvil y ambulancia de soporte vital básico respectivamente.

La Agencia de Protección Civil aconseja seguir una serie de recomendaciones para evitar intoxicaciones:

  • Los síntomas más habituales que puede presentar un paciente que sufre una intoxicación por gas son mareos, dolor de cabeza, vómitos, calambres e incluso, desvanecimientos súbitos. En caso de que alguna víctima no respire, practique la reanimación cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencia.
  • Ante el más mínimo indicio de esta situación:
  • Corte el gas y evite toda chispa y focos de calor. No utilice ningún electrodoméstico que pueda generar una chispa, no encienda las luces, ni un mechero, ni toque los timbres de las puertas, podría dar lugar a una explosión.
  • Abra todas las puertas y ventanas que sea posible para facilitar la entrada de oxígeno y    la desaparición del gas venenoso.
  • LLAME AL 1-1-2 y explique la situación con la mayor precisión posible. Recuerde que al otro lado de la línea, hay médicos de emergencias que le indicarán cómo actuar hasta la llegada de la asistencia.
  • Recuerde que su instalación debe ser revisada periódicamente en función de la normativa vigente.
  • No obstruya ni tape las rejillas de ventilación con ningún objeto.
  • Si tiene bombona de gas manténgala en lugar bien ventilado, alejada de toda llama o fuente de ignición.
  • No deje el coche encendido en lugares cerrados