SAF – 18 de junio de 2017.

Presentaron denuncias que se han demostrado falsas

 Las denuncias fueron presentadas con intención de cobrar indemnizaciones de los seguros

Agentes de la Policía Nacional durante el último mes han tomado declaración como investigados a tres personas, dos mujeres y un hombre por denunciar en la comisaría de Zamora hechos que posteriormente y tras las investigaciones correspondientes han demostrado ser falsos.

Las dos mujeres simularon haber sido víctimas de un robo con violencia de sus teléfonos móviles. En la primera denuncia se reflejaba que un hombre le había arrebatado el bolso de un tirón. La otra víctima denunció que una mujer le había dado un empujón y la había tirado al suelo para quitarle el teléfono. Posteriormente la policía ha podido demostrar que en ambos casos se había producido simplemente un extravío de los teléfonos móviles.

El hombre denunció que un desconocido le había sustraído la cartera del interior del vehículo pudiéndose demostrar que la había perdido en un descuido.

En los tres casos las falsas víctimas tenían contratado un seguro que cubría el robo pero no la pérdida ni los hurtos, por lo que decidieron denunciar unos hechos falsos para justificar ante el seguro que reunían los requisitos necesarios para poder cobrar las respectivas indemnizaciones, obteniendo de esta forma un beneficio económico ilícito.

Tras varias semanas de investigación en detrimento de otras denuncias que si eran reales, los agentes de la Comisaría de Policía Nacional adscritos a la brigada de policía judicial detectaron que se trataba de denuncias falsas por lo que procedieron a

tomar declaración como imputados a los tres denunciantes dando cuenta de los hechos al Juzgado de Instrucción de Guardia de Zamora.

Todas las denuncias presentadas en la Comisaría Provincial de Zamora son sometidas a un exhaustivo análisis a fin de determinar su verosimilitud así como el alcance penal de las mismas.

Desde la Comisaría Provincial de Zamora se quiere lanzar un claro mensaje sobre estos hechos y advertir de las consecuencias y responsabilidades en las que se incurre con este tipo de denuncias en las que ciudadanos, mal asesorados por terceras personas o por creencias mal entendidas de la poca importancia de la estafa a las aseguradoras, pretenden obtener una indemnización del seguro y encubrir negligencias o descuidos.

La presentación de una denuncia falsa puede suponer la pena de prisión de hasta tres años y un perjuicio económico de hasta los 6000 €.