La pandemia les obligó a cambiar parte de los planes, pero no a retrasar el «Sí quiero». El granjeño Alejandro Esteban Ferrero y Andrea Hernández se casaron esta mañana en el merendero de su vivienda en Granja de Moreruela en una ceremonia civil oficiada por el alcalde del municipio, Juan Carro.

 Aunque en un principio la lista de invitados era más larga, finalmente las restricciones impuestas para las ceremonias con el fin de contener el coronavirus obligó a la pareja a reducirla: solo la familia, apenas 15 invitados que comieron en el Bar Teleclub, en el mismo pueblo.

Leer más en ZN