El día 8 de marzo fue declarado por las Naciones Unidas como Día Internacional de la Mujer  en 1975 y dos años más tarde se convirtió en el Día Internacional de la Mujer y la Paz Internacional.

La explicación más verosímil de por qué se elige este día, se remonta a mediados del siglo XIX, en plena revolución industrial. El 8 de marzo de 1857, miles de trabajadoras textiles decidieron salir a las calles de Nueva York con el lema ‘Pan y rosas’ para protestar por las míseras condiciones laborales y reivindicar un recorte del horario y el fin del trabajo infantil.

Fue una de las primeras manifestaciones para luchar por sus derechos, y distintos movimientos, sucesos y movilizaciones (como la huelga de las camiseras de 1909) se sucedieron a partir de entonces. Este episodio también sirvió de referencia para fijar la fecha del Día Internacional de la Mujer en el 8 de marzo.