Una de las tradiciones más arraigadas en nuestro País, es la celebración del día de Todos los Santos. Este año la pandemia ha conseguido diezmar la afluencia de visitantes a nuestros cementerios. La mayoría de la Comunidades están medio confinadas y además la prohibición de reunirse en el Campo Santo más de 30 personas, en el caso de Tábara, y en otros lugares parecido para evitar que el maldito bicho siga haciendo de las suyas.

Es un día para recordar a los que ya no están, precisamente en un año tan especial donde la maldita pandemia se ha llevado a miles de conocidos, amigos y familiares y encima casi  nos prohíbe acercar a sus tumbas un recuerdo en forma de flores. Además es tradición que las familias se reúnan para visitar a sus seres queridos y este año no se puede ni reunir más de seis personas de una misma familia a causa de este estado de alarma que, ni siquiera, en un día tan especial de recuerdo a nuestros seres queridos ya fallecidos nos lo ha permitido.

Para todos aquellos que no habéis podido acercaros a Tábara, os paso unas pocas fotos del Cementerio para que al menos así podáis recordar a vuestros familiares difuntos y elevéis una oración por sus almas.