SAF – 19 de noviembre de 2018

IMG 0362

El aula magna Tirso de Molina fue escenario de la Gala XXV aniversario

Esta vez el Campo a través internacional de Soria se vistió de gala para conmemorar su XXV aniversario en un acto muy emotivo que albergó, en la tarde del sábado previo a la competición, el Aula Magna Tirso de Molina.

Un acto breve y sobrio, en el que la Delegación Soriana de Atletismo recordó la historia del evento y del atletismo local, reconociendo la labor de muchas de las personas que han hecho posible la continuidad del cross a lo largo de los años.  

El Delegado Provincial de Atletismo de Soria, Patxi Irigoyen, comenzó agradeciendo el trabajo de su equipo en el campo través internacional de Soria y del atletismo provincial en general. Así, enumeró los recientes éxitos de los atletas sorianos, ensalzando los títulos logrados, muy abundantes en el presente en una provincia con escasa población.

Durante el acto se visionó un reportaje audiovisual de diez minutos de duración en el que se explicó el inicio de esta prueba, contado por los protagonistas que lo hicieron posible, como Adolfo Caballero. No faltaron los patrocinadores, los atletas que contaron sus impresiones, y las imágenes de Valonsadero. Un video de felicitación para el cross en general.

A continuación, se entregaron reconocimientos a Caja Rural de Soria, E.Leclerc Soria, Insoca y Soria Natural, principales patrocinadores del evento, sin los que no hubiera sido posible el desarrollo de la competición.

Especialmente emotiva fue la presentación de Adolfo Caballero, cuyas circunstancias personales han sido complicadas en el último mes. El que fuera impulsor de la prueba junto a Miguel Ángel Pérez, no pudo evitar emocionarse y compartió con los asistentes algunos de los detalles de los inicios, destacando su compromiso con la base del atletismo soriano. “En la séptima edición ascendimos a Segunda división, formamos parte de Anoc y La2 de Televisión Española retransmitió la prueba en directo, ese fue el salto de calidad de la prueba”, recordó. Caballero quiso dedicar a “Carmen” su mujer y a sus padres el reconocimiento. Junto a él, subió al escenario Miguel Ángel Pérez, quien fuera Delegado Provincial de Atletismo en los años de inicio del cross.

Tras este emotivo abrazo de los impulsores de la prueba, que representaron a todo el equipo que ha formado parte del cross soriano durante todos estos años, Irigoyen hizo entrega de un ramo de flores a la atleta Jacqueline Martín, que inició su carrera también hace 25 años y que ha hecho acto de presencia en Valonsadero en una gran cantidad de ediciones. Martín, que explicó que no podrá correr mañana por lesión, también tuvo unas palabras de felicitación para la prueba.

El siguiente atleta en ser reconocido fue el adnamantino Daniel Mateo Angulo. Durante años, desde la organización del campo a través de Soria se ha catalogado a este corredor como ‘El embajador’ de la prueba, y en ese sentido, esta jornada ha servido para formalizar ese papel que tanto ha contribuido a mejorar la percepción de la competición por parte de los atletas.

De los atletas, a los entrenadores. Del mismo modo que no es posible agradecer el trabajo de todos los colaboradores del cross de forma individual, ni a todos los atletas, lo mismo ocurre con los entrenadores, piezas fundamentales para inspirar el amor por el deporte y sus valores. En esta ocasión, el técnico reconocido sería Ramón R. Zapata, que al estar en Madrid por diferentes compromisos, emplazó a su hijo Raúl a recoger el premio.

A continuación llegaría un momento especialmente simbólico para la prueba, con la aparición en el escenario de Adolfo Caballero para entregar un reconocimiento a Miguel Mostaza, manager de la cita y a Rubén Andrés, el actual director técnico de la misma. Una imagen de pasado y también de futuro, ya que el trabajo de Andrés, Irigoyen y el gran equipo humano que hace posible el campo a través de Valonsadero, serán claves para la continuidad del mismo durante los próximos años.

El concejal de deportes del Ayuntamiento de Soria, Ángel Hernández, cerraría el acto emplazando a los asistentes a disfrutar de la prueba del domingo como exponente de una Ciudad Europea del Deporte para 2019.