SAF – 12 de enero de 2016.

Un año más, con mucha antelación, la cigüeña solitaria ha llegado a Tábara para inspeccionar la casa y confirmar , que este año, tampoco les han derribado su hogar.

Esta solitaria, madruga sobremanera para que no le quiten el puesto, digo yo, porque la pobre se tirará varios días hasta que sus compañeras vayan llegando poco a poco.

En todo caso este año también se ha confirmado la regla, “por San Blas, la cigüeña verás y si no la vieres …..

SAF 160111 0006