El tiempo veraniego que está haciendo esta Semana Santa, acompaña para lucir las procesiones en este vieres de dolor. Multitud de fieles han podido disfrutar del Santo Entierro y la procesión de la noche, la procesión del “Pendebás”, fue seguida también por multitud de fieles que querían acompañar a María Dolorosa en su recorrido tras la muerte de su Hijo.

El Santo Entierro, procesión central de nuestra Semana Santa, fue seguida ayer tarde por una gran multitud de devotos que durante el recorrido rezaban con devoción el Santo Viacrucis.

Unay amenizó con su tambor el recorrido de la procesión, dando ese toque especial de las procesiones en Semana Santa.

Ya por la noche, la procesión estrella de Tábara y a la que no falta un solo feligrés, hizo su recorrido la procesión del “Pendebás”, la procesión de la Virgen Dolorosa, donde entre rezos se cantaba el Stabat Mater “Dum Penebat Filius”, ya tradicional en esta localidad.

Galería de fotos SAF

PROMOCIÓN
>