• El vehículo se saltó dos controles de la Guardia Civil en el término municipal de Toro, y en la huida reventó un eumático y se salió de la vía
  • El conductor arrojó un resultado positivo en 4 sustancias analizadas por el detector de drogas: cocaína, anfetaminas, metanfetaminas y cannabis
  • El conductor carecía del permiso de conducir al no haberlo obtenido nunca y fueron intervenidos dos botes de cogollos de marihuana

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

Dentro del marco de los cometidos que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil tiene asignados, el pasado domingo día 9 de octubre, en el transcurso de un punto de verificación de alcoholemia y drogas establecido en una de las salidas de la localidad de Toro (Zamora), patrullas del Subsector de Tráfico dieron el alto al conductor de un turismo el cual, al percatarse de la presencia de los Agentes, cambió bruscamente de dirección y emprendió la huida en dirección a la localidad de Morales de Toro (Zamora).

El vehículo, tras atravesar dos localidades a elevada velocidad, poniendo en grave peligro a diversos peatones que tuvieron que apartarse para evitar ser atropellados, así como a varios conductores que tuvieron que maniobrar y desplazarse al arcén para evitar colisionar con el vehículo huido, reventó un neumático y se salió de la vía.

Realizadas las correspondientes pruebas de alcohol y drogas al conductor, arrojó un resultado positivo en 4 de las 5 sustancias analizadas por el detector. Siendo éstas cocaína, anfetaminas, metanfetaminas y cannabis.

Además, los Agentes comprobaron que el conductor carecía del permiso de conducir al no haberlo obtenido nunca y que en los asientos traseros del vehículo portaba dos botes de cogollos de marihuana.

inalmente, el citado conductor fue investigado como supuesto autor de dos delitos contra la seguridad vial, conducción manifiestamente temeraria con concreto peligro para el resto de usuarios y conducir sin permiso de conducir, al no haberlo obtenido nunca. También se le denunció por circular con la presencia de drogas en el organismo y por la tenencia de sustancias estupefacientes en la vía pública.

El consumo de drogas y sustancias tóxicas influye en el conductor de un vehículo con la disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando
exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medio ambiental es tratada de manera discreta y anónima.

PROMOCIÓN
>