SAF –17 de noviembre de 2017.

•             La rápida actuación policial logró que las fotografías no se siguieran difundiendo de forma exponencial

•             La colaboración del personal docente, de los padres de los menores y de los propios detenidos ha sido crucial en la investigación

La Policía Nacional de Zamora informa que el pasado día 10 de noviembre los funcionarios adscritos a la Unidad de Familia y Mujer de la Comisaría Provincial de Zamora han procedido a la detención de dos menores de 15 años de edad por ser los presuntos autores de los delitos de revelación de secretos y distribución de pornografía infantil.

La investigación se inició cuando varios docentes y padres de alumnos dieron la voz de alarma sobre las fotografías de una menor desnuda que circulaban en la red a través de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp.

La joven había enviado las fotos de manera voluntaria, mediante un mensaje privado por la red social Instagram, a un menor que conoció a través de la misma aplicación. El chico que había recibido las imágenes las reenvió a un amigo suyo.

Difusión en cuestión de horas

Tras recibir la denuncia de la joven, los agentes iniciaron una investigación para identificar a los responsables de la difusión de las fotografías. Tras las primeras indagaciones, los policías averiguaron que la menor, de 13 años, se había fotografiado en actitud erótica de manera voluntaria y había enviado las imágenes al chico que conoció a través de Internet, sin ningún tipo de coacción por su parte. Posteriormente, el receptor de las fotos las envió a un amigo suyo, sin consentimiento de la joven, a través de la aplicación de mensajería instantánea para teléfonos móviles, lo que originó una difusión en cadena de las fotografías.

Tras varias gestiones, los agentes lograron identificar, localizar y detener a los dos menores de 15 años, como presuntos autores de una revelación de secretos y distribución de pornografía infantil, siéndoles intervenidos los terminales telefónicos que utilizaban.

Tras prestar declaración en dependencias policiales, ambos fueron puestos en libertad y entregados a sus representantes legales, a la espera de ser citados por la autoridad judicial.

Sexting

El sexting es una práctica que consiste en enviar imágenes con contenido sexual o erótico por medios electrónicos, principalmente a través del teléfono móvil. Generalmente este tipo de contenidos se comparten entre personas que mantienen algún tipo de vínculo afectivo, o bien en el marco de relaciones «virtuales» para demostrar interés hacia la otra persona. En algunos casos de contactos conocidos a través de Internet existen verdaderos «expertos» en estas prácticas que suplantan identidades para, mediante engaños, obtener imágenes comprometedoras de otras personas. Los problemas surgen cuando la relación se termina y alguna de las partes conserva archivos comprometedores en su poder y los difunde.

Ante este tipo de situaciones la Policía Nacional aconseja a los internautas menores que acudan a sus padres y educadores o bien a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Asimismo se recomienda tomar una serie de medidas básicas a adoptar por parte de los padres y por los propios menores.

Consejos para prevenir el sexting

– Hacerse fotos de carácter erótico y/o compartirlas es siempre un error. En el caso de los menores puede ocasionar situaciones de chantaje o ciberacoso sexual o acoso en el entorno escolar (grooming o bullying). Redistribuir este tipo de imágenes de otras personas con el fin de perjudicarles es delito.

– Los padres deben crear un clima de confianza con los hijos para tratar estos temas e informarles de los riesgos y de las consecuencias que entraña facilitar datos personales o enviar fotografías y vídeos comprometidos a otras personas, incluso aunque sean sus amigos, ya que pueden perjudicar su honor.

– La prevención es esencial, si su hijo le informa de contenidos que le han hecho sentir incómodos (de tipo sexual) dele la importancia que realmente tiene y denúncielo.

– Si un menor sufre alguna situación de este tipo, debe informar a sus padres y denunciar los hechos ante la Policía.

– Si reciben por cualquier medio un material de este tipo, no lo compartan, denúncienlo de forma privada  a  denuncias.pornografia.infantil@policía.es