La delegada del Gobierno y los subdelegados en Castilla y León han visitado hoy el pabellón institucional de Castilla y León en Fitur 2020 y han recorrido otros stands de la comunidad

▪ La delegada ha señalado como ejemplo de “cosas bien hechas” la red de Paradores, los caminos naturales, el turismo experiencial, el turismo enológico y el turismo cultural y patrimonial

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, acompañada por los subdelegados de las provincias de la comunidad autónoma, ha visitado esta mañana el pabellón institucional de Castilla y León, dentro de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) 2020 que se celebra durante esta semana en el IFEMA de Madrid y que cumple su 40ª edición.

También ha podido recorrer algunos de los muchos stands que localidades, zonas o iniciativas turísticas de Castilla y León han dispuesto en Fitur. Mercedes Martín ha destacado el papel que juega el turismo como “política de Estado, no solo como polo de atracción de capital internacional sino también como elemento que puede y debe coadyuvar a vertebrar el territorio y frenar la despoblación”.

La delegada del Gobierno considera que Castilla y León tiene que saber explotar su enorme potencial turístico ahora que “la España interior puede empezar a competir con el turismo de sol y playa que siempre nos ha caracterizado”. Castilla y León ofrece, según Mercedes Martín, “aire puro, paisaje, tranquilidad, cultura, patrimonio, enología, gastronomía… una variedad de alicientes que tenemos que ser capaces de explotar para que resulten atractivos a los potenciales turistas”.

EJEMPLOS DE COSAS BIEN HECHAS

Para Mercedes Martín, “en nuestra comunidad autónoma hay cosas que se están haciendo bien. En algunas de ellas, el Gobierno de España está muy presente”. Así, ha puedo el ejemplo de la red de Paradores Nacionales que despliega 15 establecimientos hoteleros en Castilla y León. En los paradores de nuestra comunidad autónoma se alojan cada año cerca de 350.000 clientes, lo que supone del orden del 20% sobre el total de la red, que ronda el millón y medio de usuarios. En estos quince paradores trabajan 750 personas de las 4.500 que lo hacen en el conjunto de la red.

Dentro de los atractivos turísticos que ofrece Castilla y León, destaca el contacto con la naturaleza y la práctica de actividades sanas cada vez más de moda. Por eso es importante la Red de Caminos Naturales de España, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que tiene 10.000 kilómetros de los cuales más de 1.500 discurren por Castilla y León a lo largo de una veintena de trayectos variados que recuperan antiguas vías de ferrocarril, canales, vías pecuarias, sendas, e incluso viejos caminos públicos.

Mercedes Martín ha recordado también ejemplos recientes del llamado turismo experiencial, como las concentraciones moteras Pingüinos, La Leyenda Continúa y Motauros que ha concentrado en dos fines de semana a 60.000 personas en Valladolid y Segovia.

Otro buen ejemplo es el turismo enológico. “Cada vez tiene más pujanza y resulta más atractivo el turismo que gira en torno al vino, a las bodegas. En Castilla y León se está haciendo bien”, ha dicho la delegada. Colabora con ellos el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Con la Asociación de Ciudades del Vino (ACEVIN) se ha renovado el convenio de colaboración por el que ambos organismos seguirán trabajando conjuntamente en el desarrollo del Club de Producto Rutas del Vino de España, uno de los más consolidados en todo el país. En Castilla y León hay ocho rutas del vino certificadas cuando hay trece denominaciones de origen vínicas. Y ha ofrecido otro dato significativo: El gasto medio en destino del enoturista se sitúa en 162 euros por persona, mientras que los turistas que habían visitado Castilla y León en 2018 se habían gastado 71,4 euros por persona de media.

TURISMO CULTURAL Y PATRIMONIAL Y 1,5% CULTURAL

Castilla y León también es cultura y patrimonio. Algunos ejemplos del apoyo del Gobierno de España al turismo de este tipo son los convenios firmados recientemente con la Asociación Los Pueblos Más Bonitos de España (de esta red de pueblos más bonitos, 20 de los 80 que la forman están en Castilla y León) o el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad (de las 15 que hay en España, 3 están en Castilla y León -Ávila, Segovia y Salamanca-).

A través del 1,5 por ciento cultural, del cual se acaban de convocar nuevas ayudas por un importe de 61 millones de euros, se está mejorando mucho de este patrimonio. Mercedes Martín ha animado a los pueblos de Castilla y León a que “presenten proyectos interesantes porque nuestra comunidad autónoma suele salir muy bien parada de estas convocatorias”. El plazo de presentación de proyectos finaliza el 19 de marzo.

En la anterior convocatoria, la de 2018, se seleccionaron 13 obras, que reciben una subvención del Estado de 9,5 millones de euros para una inversión total de 14,5 millones de euros.

“Desde el Gobierno de España, desde la cartera de la vallisoletana Reyes Maroto”, ha dicho, “abogamos por la necesidad de diversificar la oferta turística para que se conozca el impresionante atractivo de nuestras ciudades y de nuestro medio rural, desestacionalizar la demanda, mejorar el empleo y la perspectiva de género y dotar a los gestores turísticos de herramientas para lograr una gestión inteligente de sus recursos con el fin último de que el turismo sea un activo más que nos ayude a frenar la despoblación”.

Mercedes Martín ha recordado que el reto demográfico es “uno de los principales problemas a los que se enfrenta no sólo esta comunidad autónoma sino este país. Es una cuestión de Estado y el turismo genera riqueza y, por lo tanto, fija población”.

Por este motivo ha reconocido el esfuerzo que han realizado las instituciones y colectivos de Castilla y León que han acudido a Fitur 2020 algunos de cuyos stands ha visitado.