Cuando te enfrentas a un nuevo proyecto, sobre todo, cuando se trata de uno de esos que pueden representar una novedad en el entorno en que se desarrollan, antes de comenzar, va surgiendo un mar de dudas sobre cómo va a ser el desarrollo del mismo y la aceptación que pueda tener.

¿Imaginarte que pudiera ser comprendido algo novedoso para aquellos a los que va dirigido?, ¿si contarías con el respaldo necesario para poder llevarlo adelante?, ¿si tendría el refrendo de aquellos que pueden disfrutar del mismo?,…. Son muchas incógnitas que sin querer van surgiendo, antes de que el proyecto adquiera la forma definitiva.

Cuando nos imaginamos unas Navidades apagadas y tristes, el objetivo era conseguir que las calles de Tábara tuvieran algo que animara a nuestros vecinos a poder salir de sus casas para visitarlas, ese era el objetivo y también era el premio para los que estábamos detrás de esta idea, que trataba de llevar un poco de ilusión y la alegría en estas fechas que siempre han representado la alegría y el encuentro y que presagiábamos que iban a ser muy apagadas.

Una vez que ha terminado el proyecto, para quienes hace tres meses le estuvimos dando muchas vueltas para que resultara todo lo atractivo que queríamos, hemos de confesar que las previsiones han sobrepasado ampliamente las expectativas que inicialmente teníamos.

Pensábamos que este proyecto se podría llevar adelante, si contábamos con el apoyo necesario para poder entregar los premios que se ofrecían y hay que confesar que aquellas entidades y empresas a las que le presentamos el proyecto, todas las que inicialmente habíamos previsto que podían financiar el mismo, desde el primer momento aceptaron la propuesta que se le hacía, por lo que hay que estarles muy agradecidos a aquellos que han patrocinado el mismo.

También surgían dudas sobre la aceptación que tendría entre los vecinos esta propuesta, pero éramos humildes y nos conformábamos con que al menos media docena de nuestros vecinos de Tábara se sumaran a la misma, con eso ya estábamos dispuestos a echarlo para adelante y la sorpresa ha sido la gran aceptación que el mismo ha tenido, ya que hemos contado con 37 participantes, que para un pueblo como el nuestro representa un éxito incuestionable.

Los trabajos que se han expuesto, han cubierto otro de los objetivos que inicialmente nos habíamos propuesto, que era extraer esa imaginación y el buen saber hacer de nuestra gente, para que estos días, que podían ser los más apagados de nuestra vida, brillaran con luz propia y el resultado de todos los trabajos que se han hecho, no sólo es digno de alabanza, sino que nos hace sentirnos especialmente orgullosos de lo que somos capaces de hacer.

Pretendíamos que a través de tuvozdigital.com, los vecinos de Tábara y aquellas personas que se encuentran lejos de su tierra, pudieran también sentir un poco más cerca su pueblo durante estos días. Somos los que somos, menos de 800 vecinos en un pueblo en el que la mayoría de su gente, tiene dificultades para acceder a las nuevas tecnologías y ya desde el primer día, comprobamos la aceptación que este proyecto tenía entre los nuestros, porque al día siguiente de iniciarse el concurso, la respuesta fue algo que nos sorprendió a todos por el gran número de personas que se volcaron a través de Internet para emitir su voto y participar también en este proyecto. Al final han sido 3.621 votos los que se han emitido a través de Internet, pero lo más significativo es que 12.573 personas han tratado de hacerlo y eso es algo que difícilmente nos podíamos imaginar. La selección que a través del sistema de votación que se puso, evitaba que más de una persona a través de una misma cuenta telefónica pudiera emitir su voto.

Pero lo más importante y de lo que más orgullosos nos sentimos quienes hemos estado detrás del proyecto ha sido ver cómo las calles de Tábara, no se encontraban vacías en estos días en los que las inclemencias del tiempo aconsejaban quedarse en casa y como en otras fiestas en las que la convivencia era lo habitual entre nuestros vecinos, la gente ha salido a las calles para ver el trabajo y el buen saber hacer que sus vecinos han tenido y sinceramente, ese era el objetivo más importante y se ha cumplido con creces, porque además de los vecinos de Tábara, hemos visto por nuestras calles personas de otros municipios cercanos que se han acercado para ver el trabajo que hemos realizado y además, hemos recibido llamadas de otros pueblos que quieren en sucesivas ediciones realizar la misma actividad.

Por ello sólo queda agradecer a todos los que se han implicado en este proyecto su predisposición para ayudarnos a conseguir esos objetivos que nos habíamos propuesto. El concurso ya ha finalizado y ahora sólo queda entregar los premios, acto que tendrá lugar mañana lunes, en el que resalten los trabajos que a juicio de las personas que han formado el jurado, son los merecedores de los mismos, pero sea cual sea el resultado, que el jurado haya tenido a bien designar en una labor que siempre resulta un poco ingrata, porque estamos seguros que ellos habrían premiado a todos, para nosotros, todos merecen ese premio que solo le podemos dar con nuestro reconocimiento por su implicación y el trabajo que han desarrollado.

Gracias a todos los que os sabéis implicado en esta iniciativa, porque sin vosotros hubiera sido imposible llevarla a cabo.

Artículo anteriorEntra en vigor la nueva regulación de los vehículos de movilidad personal
Artículo siguienteLa Agencia Tributaria ha devuelto a cierre del año más de 10.400 millones de euros a 14 millones de contribuyentes