• Hoy sábado, la Plataforma por una Sanidad Pública Digna de la Zona Básica de Salud de Tábara se reunió como cada semana para abordar uno de los temas más apremiantes en la región: el estado de la sanidad pública y su constante deterioro frente a la creciente influencia de la sanidad privada.

Sin embargo, este encuentro tuvo un matiz especial, marcado por la solidaridad y el ánimo hacia uno de sus miembros, Paco, quien se encuentra en proceso de recuperación. «Paco, estamos deseando que vuelvas a nuestras filas. ¡Mucho ánimo para ti y toda tu familia! ¡Te esperamos con los brazos abiertos!», expresaron con esperanza y afecto.

En el transcurso de la reunión, la plataforma hizo eco del comunicado emitido por el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora, en el que se denuncia la creciente inversión en sanidad privada por parte de la Junta de Castilla y León, mientras persisten las largas listas de espera y el descontento ciudadano. La inversión millonaria destinada a la sanidad privada, que asciende a cifras alarmantes, parece no traducirse en mejoras significativas para la población, evidenciando una falta de gestión eficiente de los recursos públicos.

La preocupación de estos movimientos reside no solo en la falta de resultados tangibles ante las listas de espera, sino también en la percepción de una clara intención por parte de las autoridades de desviar fondos públicos hacia entidades privadas, en detrimento de la sanidad pública. Este accionar, lejos de resolver los problemas estructurales del sistema de salud, parece perpetuar un ciclo vicioso que empobrece la sanidad pública y enriquece a los sectores privados.

PUBLICIDAD

Desde la Plataforma por una Sanidad Pública Digna de la Zona Básica de Salud de Tábara, se hace un llamado enérgico a la ciudadanía a posicionarse en defensa de la sanidad pública, exigiendo una gestión responsable de los recursos y una redistribución eficiente de los fondos en beneficio de la atención sanitaria de calidad para todos los ciudadanos. «Ni un euro público debe desviarse a la sanidad privada. Cada euro debe invertirse en aumentar el número de profesionales, mejorar los equipos técnicos y aumentar los espacios para dar asistencia a la población en un tiempo razonable», subrayaron.

La lucha por una sanidad pública digna no es solo responsabilidad de los movimientos sociales, sino también de toda la ciudadanía que debe exigir transparencia y rendición de cuentas a las autoridades pertinentes. En este sentido, la Plataforma agradece el apoyo continuo de los asistentes y el papel fundamental de los medios de comunicación en visibilizar sus demandas y movilizaciones.

Con determinación y unidad, estos movimientos persisten en su lucha, conscientes de que la defensa de la sanidad pública es un compromiso ineludible para garantizar el derecho a la salud de todos los ciudadanos.

Publicidad Dos sliders centrados