• Esta serie de exposiciones comenzarán en Tábara el domingo día 18 de diciembre por la mañana, en el Centro de interpretación de los Beatos será la inauguración y permanecerá allí durante un mes, para que todo aquel que lo desee, pueda acercarse a verla

El horario de apertura para el mes de diciembre, es el siguiente:

  • lunes, viernes, sábado y domingo: de 11 a 14 horas y de 16 30 a 20 30 horas
  • martes, miércoles y jueves de 11 a 14 horas y de 16 a 17 horas

Aseguraba alguien, que hasta las cosas más insignificantes pueden llegar a resultar hermosas, si sabemos cómo mirarlas.

Algo de esto fue lo que en su momento pensó Susana Cabana, una fotógrafa musical y de fine art, que desde el 2019 se dedica profesionalmente a la fotografía.

Siempre se ha centrado en fotografiar principalmente a músicos, ya sea en conciertos, festivales o para sus book promocionales. Porque era una forma de unir las dos aficiones que Susana sentía, la música y la fotografía, aunque la pandemia, que ha trastocado todo, también alteró los planes de Susana.

Durante este tiempo, casi siempre como un hobby, ha ido realizando fotos más artísticas, en las que trataba de explorar su parte más creativa y así, poco a poco, ir definiendo su propio estilo. Son sobre todo, autorretratos de la naturaleza, además de retratos de otras personas en los diferentes lugares en los que ha vivido.

Siempre había deseado realizar proyectos relacionados con temas sociales o medioambientales, pero nunca se había decidido a desarrollarlos en profundidad.

El proyecto Semillas en cenizas abandonadas, es el resultado de todas las ideas de posibles proyectos que fueron madurando en su mente y todo lo que fue aprendiendo a lo largo de su vida, tanto a nivel académico como profesional.

En el verano de 2021, se produjo un pequeño incendio en su pueblo, Villaveza de Valverde. Fue una zona por la que le gustaba pasear y cuando se quemó, le afectó emocionalmente. Fue entonces cuando se le ocurrió hacer unos autorretratos en el paisaje quemado y como si de arte de terapia se tratara, el resultado le ayudó a llevarlo mejor emocionalmente.

Durante el incendio de la Sierra de la Culebra, Susana se encontraba haciendo fotos en un festival de música por lo que no se enteró de la tragedia que se había producido. A su vuelta viendo las noticias, el estado en el que la naturaleza había quedado, provocó una situación de pena que la impedía contener el llanto. Fue entonces cuando se acordó de la foto que hizo tras el incendio de su pueblo y así surgió la idea para el proyecto que rondaba su cabeza, con el que podría hacer una exposición para recaudar fondos que ayudaran en su recuperación. No sabía por dónde empezar, porque no conocía a nadie en esta tierra que le ayudara a realizar el proyecto, aunque poco a poco fue encontrando personas que se han ido implicando para convertirlo en realidad y al final, gracias a todos ellos ha resultado una experiencia muy gratificante.

El incendio de Losacio, casi llegó a su pueblo siendo uno de los que tuvo que ser deshabitados. Esa situación que vivió más de cerca, la hizo ver lo que se siente en estos casos y la llevó a introducir algunos cambios en el proyecto original, realizando un calendario con el que poder recaudar fondos para el objetivo previsto.

Deseaba mostrar cómo se adaptan las personas y los animales a la nueva realidad desde un punto de vista positivo, que diera esperanza a la gente que tuvo que pasar por aquello y a la vez, el resto de las personas consiguieran empatizar con ellos, para que vieran las necesidades que ahora tienen. En este calendario están representados gran parte de los colectivos afectados (apicultores, ganaderos, pastores,…).

Otro de los motivos por los que quería hacer todo esto, era para que no se olvidara lo que había pasado y se adoptaran las medidas que eviten que en un futuro pueda volver a ocurrir algo parecido. Porque, aunque en las noticias ya no se hable de ello, las personas que viven en la zona afectada van a vivir las consecuencias de los incendios durante mucho tiempo.

El proyecto está formado por 14 sesiones de retrato libre estilo fine art. De algunas de estas sesiones se ha elegido solamente una foto y de otras ha escogido varias, quedando un total de 30 imágenes para la exposición y 14 para unos calendarios benéficos que con la ayuda de Caja Rural y la Diputación de Zamora, han servido para recaudar fondos y de esta información se puede obtener a través de https://www.facebook.com/calendariosincendioszamora/.

También Susana, está colaborando con Todos contra el fuego, un grupo de voluntarios que han estado ayudando a los animales en las zonas más afectadas, proporcionándoles comida durante el verano y ahora intentan comprar semillas de cereales, para sembrar en los sitios que hayan sido destinados a la alimentación de la fauna, además de comprar árboles para reforestar.

Con el trabajo obtenido en todas las sesiones, Susana desea hacer una serie de exposiciones, mostrando el estado en el que ha quedado el terreno afectado por el fuego y el objetivo, es presentar este trabajo en distintas salas de exposiciones de la provincia de Zamora y pensó que lo más adecuado, era comenzar en una de las localidades afectadas directamente, para que los que tuvieron que pasar por todo aquello, puedan ser los primeros en ver ese punto de vista de Susana respecto a este trabajo. Espera que aquellos que visiten la exposición, esta les ayude no sólo económicamente sino también emocionalmente.

Esperamos que aquellos que no pudieron contemplar esta tierra en su máximo esplendor, puedan comprobar, que a pesar de la tragedia sigue resultando muy hermosa.

Enlace video calendarios:

PROMOCIÓN
>