Tábara, está viviendo días de auténtica celebración en sus fiestas patronales, que continúa llenando de color y alegría sus calles. El evento, que es esperado con ansia por los habitantes de la localidad y visitantes por igual, ha arrancado con una serie de actividades que han demostrado el espíritu comunitario y la vitalidad del lugar.

Ayer lunes, el ambiente festivo cobró vida con la comida tradicional popular organizada por la Asociación de Peñas Tabaresas (APT). En un gesto que demuestra la unidad y solidaridad de los vecinos, todos fueron invitados a la plaza Mayor para deleitarse con una deliciosa ración de patatas con carne. Este banquete al aire libre no solo llenó los estómagos, sino también el corazón de la localidad, reuniendo a personas de todas las edades en un ambiente festivo.

La diversión no se detuvo con la comida, ya que por la tarde, la piscina municipal «Ángel Martín Azcona» se convirtió en el epicentro de la emoción. La Pool Party Infantil se encargó de brindar alegría a los más pequeños, con hinchables y una emocionante Fiesta de la Espuma. Las risas y los gritos de felicidad resonaron en todo el lugar, creando recuerdos inolvidables para los niños y sus familias.

La jornada continuó su curso con el tan esperado Bingo Veraniego, una actividad que ha consolidado su lugar en la tradición festiva de Tábara. La APT, una vez más, se compromete al ofrecer una serie de premios que despiertan el interés de los asistentes: desde una gofrera, hasta un aspirador, pasando por una cámara GoPro, un altavoz inalámbrico y una Air Fryer.

Sin embargo, la noche guardó aún más sorpresas. La orquesta Mandrágora tomó el escenario y consiguió que todos los presentes se movieron al ritmo de su espectáculo Freedomtour, una fusión de sonidos modernos y animados que mantuvo a la plaza en constante euforia. El punto culminante llegó en el descanso de la orquesta, cuando el tradicional Toro de Fuego hizo su entrada triunfal, recorriendo toda la plaza mayor de Tábara. Este momento emblemático encendió la noche con luces y emoción, uniendo a sus vecinos y visitantes en una experiencia que conecta generaciones y resalta las raíces culturales del lugar.

La fiesta de Tábara continúa su curso, prometiendo más momentos inolvidables y actividades que seguirán uniendo a la localidad en esta celebración. Con su espíritu festivo y su capacidad para fusionar la tradición con la modernidad, esta fiesta demuestra una vez más que Tábara es mucho más que un simple lugar: es un hogar lleno de vida, risas y conexión entre sus habitantes.

Galería de fotos: Comida de hermandad

Galería de fotos: Bingo y niños

Galería de fotos: Orquesta Mandrágora

Galería de fotos: Toro de Fuego

PROMOCIÓN
>