• Las representaciones tendrán lugar el 30 de diciembre y el 6 de enero, en horarios de 17:30 h a 20:30 h cada día.
  • Mañana sábado, 6 de enero, tendrá lugar la última representación del Belén Viviente

En el corazón de Tábara, que guarda con celo sus tradiciones, se erige un evento que ha capturado la atención y el corazón de sus habitantes y visitantes durante las festividades navideñas. El Belén Viviente, ahora en su tercera edición, promete ser una experiencia única que nos llevará de vuelta a la época en que Jesús vino al mundo, creando un ambiente embrujado lleno de ilusión.

La idea nació hace tres años de un grupo apasionado de vecinos de Tábara, que decidieron revivir la magia de la Navidad de una manera especial. La primera edición fue un rotundo éxito, cautivando tanto a lugareños como forasteros con una representación espectacular. Desde entonces, el Belén Viviente ha crecido y evolucionado, convirtiéndose en uno de los principales atractivos de las Navidades Tabaresas.

En esta tercera edición, el Belén Viviente contará con 24 recreaciones bellamente interpretadas y más de 60 figurantes que darán vida a cada escena con un lujo de detalle que transportará a los espectadores a otro tiempo. Cada representación está cuidadosamente diseñada para recrear la atmósfera de la antigua Judea, sumergiendo a los asistentes en un mundo lleno de autenticidad y encanto.

Las representaciones tendrán lugar el 30 de diciembre y el 6 de enero, en horarios de 17:30 h a 20:30 h cada día. Este evento no solo ofrece la oportunidad de disfrutar de una experiencia única, sino que también agrega un toque especial en la celebración de la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos. El 6 de enero, los Reyes visitarán el Belén Viviente, dando aún más realismo a este acontecimiento significativo.

La participación activa de la localidad entera es un pilar fundamental del éxito de este evento. Más de 60 figurantes, entre vecinos y voluntarios, se han unido para hacer posible este belén digno de admirar. Su dedicación y entusiasmo se reflejan en cada detalle, desde la vestimenta hasta las representaciones, creando un espectáculo que resalta la magia de la Navidad y la importancia que Tábara pone en el conjunto de actos bajo el lema “Navidades con Ilusión”.

El Belén Viviente de Tábara no solo es una representación, es una experiencia que va más allá de lo visual, tocando las emociones de quienes tienen la fortuna de presenciarlo. Con su tercera edición, este evento se consolida como uno de los principales atractivos de las Navidades Tabaresas, prometiendo seguir encantando a generaciones presentes y futuras con su magia única.

PROMOCIÓN
>