SAF – 01 de noviembre  de 2018.

20181101 132105

Los tabareses, como en el resto de España, se afanan en decorar y llenar de flores las tumbas de sus seres queridos.

Convertir el cementerio en un hermosa jardín, es una forma de mantener vivo el recuerdo de los que se fueron, pero que permanecen en nuestro corazón. Nuestros ojos dejaron de verlos y ellos a nosotros, pero no por eso los tenemos que olvidar, al contrario, mientras los recordemos es que están, de alguna forma entre nosotros.

Mantengamos vivo su recuerdo y especialmente en este su día, recemos una oración que junto a las flores en sus tumbas podamos recordarlos y sentirlos más cerca.

20181101 131753   20181101 131828
20181101 131852   20181101 131909