SAF – 1 de noviembre de 2015.

SAF 151101 0019

Cada primero de noviembre, los tabareses, como en el resto de España, se acercan al Camposanto para recordar a sus familiares queridos que un día se fueron, especialmente aquellos que recientemente se nos fueron.

Es un día en que la mayoría de los tabareses regresan al pueblo para adornar el Cementerio en el que reposa parte de su pasado. Familiares que ya no están pero que siguen siendo una parte importante de sus vidas, por eso hoy es un día muy especial en el que, los panteones y pequeños nichos del cementerio cobran vida y reviven como un jardín esplendoroso, es la forma más bonita de recordarles.

Durante la jornada del sábado y en los días previos, los tabareses se afanaron en limpiar y adecentar el lugar en el que descansan. Y hoy día de Todos los Santos, es momento también de reencuentros familiares, para revivir la memoria de los familiares difuntos, y de todos los buenos momentos que vivieron junto a ellos.

SAF 151101 0016   SAF 151101 0017
Así lucía el cementertio de Tábara a primeras horas – Foto: SAF   Así lucía el cementertio de Tábara a primeras horas – Foto: SAF
SAF 151101 0026   SAF 151101 0032
Así lucía el cementertio de Tábara a primeras horas – Foto: SAF   La tradición no se puierde en Tábara – Foto: SAF
SAF 151101 0034   SAF 151101 0036
La tradición no se puierde en Tábara – Foto: SAF   Así lucía el cementertio de Tábara a primeras horas – Foto: SAF
SAF 151101 0035   SAF 151101 0038
La tradición no se puierde en Tábara – Foto: SAF   Así lucía el cementertio de Tábara a primeras horas – Foto: SAF