Tras más de un año desde la lesión que apartó al Zamorano de la competición y varias carreras donde el dolor le hizo abandonar, por fin Teofi consigue un triunfo que seguro le va a inyectar moral de a las próximas carreras tanto de clásicas como de Open.

La prueba se disputaba en la localidad Burgalesa de Castrojeriz sobre un circuito de 900 metros que se puso muy difícil y complicado debido a las lluvias que cayeron momentos antes de la carrera.

Leer más en ZN