Raquel Herrera – 28 nov 2013.

ciguena04

La cigüeña, ave que más ha calado en la cultura popular, protagonista de cuentos, fábulas y leyendas, se va de Tábara. Este animal, que en un tiempo constituía todo un “símbolo” en ambas iglesias de la villa, tendrá que elegir otros lugares para ubicarse.

Consecuencia de las tareas de reparación realizadas ayer en la espadaña de la Iglesia “Nuestra Señora de la Asunción”, los tres nidos que hasta hace pocos días adornaban la Plaza Mayor serán ya sólo un recuerdo. Tras su demolición, se optará por colocar algún tipo de elemento que impida el asentamiento de estas peculiares aves.

Décadas atrás, ya acaeció idéntico panorama en la Iglesia de Santa María. Aún hoy alguna que otra persona que ha visitado la exposición que se alberga en el interior, recordaba tal circunstancia.

A partir de ahora cuando los niños tabareses pregunten por los bebés, cuándo y cómo han nacido, les seguiremos diciendo  “los trajo la cigüeña”, pero tendremos que conformarnos con enseñarles una foto o un dibujo de ella.