El subdelegado del Gobierno en Zamora supervisa en la N-122 junto al jefe provincial de Tráfico la campaña de control de velocidad que la DGT desarrolla esta semana

  • El subdelegado destaca que el cumplimiento de los límites de velocidad no solo es una obligación legal, sino también una responsabilidad para reducir el riesgo de accidentes graves
  • ▪ En lo que va de año, la cifra de fallecidos en las vías interurbanas de la provincia de Zamora se ha reducido un 17%; la de heridos graves, un 65%; y la de leves, un 23%
  • ▪ El subdelegado remarca que “cada muerte en la carretera es una auténtica tragedia” e incide en la necesidad de “seguir trabajando entre todos para hacer de las carreteras un lugar seguro y avanzar hacia el objetivo de cero fallecidos en accidentes de tráfico”

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, ha lanzado este viernes un mensaje de concienciación a la ciudadanía para limitar la velocidad al volante con el objetivo de reducir la siniestralidad vial, que en lo que va de año ha dejado cinco víctimas mortales en las vías interurbanas de la provincia de Zamora.

El subdelegado se ha desplazado al punto kilométrico 452 de la carrera carretera N-122 para supervisar junto al jefe provincial de Tráfico, Alfonso Ibáñez, el desarrollo de la campaña que la Dirección General de Tráfico (DGT) realiza esta semana para el control de la velocidad como uno de los factores de riesgo clave en la siniestralidad vial. La campaña se desarrolla desde el lunes 15 y hasta el domingo 21 a través de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

PUBLICIDAD

“El cumplimiento de los límites de velocidad no solo es una obligación legal, sino también una responsabilidad, porque reduce el riesgo de sufrir o causar un accidente de consecuencias graves. Es importante recordar que en la carretera no estamos solos”, ha afirmado Ángel Blanco, y ha incidido en la dimensión europea de esta
campaña que busca recordar a los conductores la necesidad de circular a la velocidad adecuada para cada vía.

Como novedad, el subdelegado y el jefe provincial de tráfico han aludido a la mejora para la seguridad vial que supondrá que todos vehículos matriculados a partir del 6 de julio deberán contar con Asistente Inteligente de Velocidad. Este avance tecnológico ayudará al conductor a conocer y respetar los límites de velocidad, contribuyendo de este modo a una conducción más segura.

Balance de siniestralidad vial

En lo que va de año (del 1 de enero al 18 de abril), cinco personas han perdido la vida en las vías interurbanas de la provincia de Zamora, una menos (-17%) que en el mismo periodo del año pasado, cuando hubo 6 fallecidos.

El subdelegado ha remarcado que “cada muerte en la carretera es una auténtica tragedia” y ha señalado la necesidad de “seguir trabajando entre todos para hacer de las carreteras un lugar seguro y avanzar hacia el objetivo de cero fallecidos en accidentes de tráfico”.

En el mismo periodo, este año ha habido 6 heridos graves, 11 menos (-65%) que los 17 registrados el pasado a estas alturas.

En cuanto a los heridos leves, ha habido 58, 17 menos (-23%) que los 75 registrados del 1 de enero al 18 de abril de 2023.

Ángel Blanco se ha referido también al riesgo de la fauna para la seguridad vial, lo que ha causado 258 accidentes en las carreteras de la provincia entre enero y marzo, 11 más en el primer trimestre del año pasado, principalmente en las carreteras N-631, N-525 y N-122. El subdelegado ha destacado que los accidentes con fauna son numerosos, si bien en su mayor parte causan únicamente daños materiales, sin revestir gravedad para las personas.

Publicidad Dos sliders centrados