16 de julio de 2013.

Se inaugura la sección con un romántico evento.

Se casaba ayer Martita, hija de D. Filiberto.

Como en todo matrimonio,

que se precie de abolengo,

la novia lucía galas,

belleza, hermosura y gran contento.

El novio para nada desdecía,

antes bien, era el destello

de tan dignísima boda

similar a la de un cuento.

Sería muy largo citar

el prestigiosísimo séquito

que acompañaron a ambos

en el día del «sí quiero».

Para ellos, su familia,

amigos y compañeros

felicidad a raudales

y perdices sin descuentos

Crisol