La Junta de Gobierno de la Diputación de Zamora aprobó ayer la distribución de ayudas para gastos de mantenimiento de centros escolares de infantil y primaria para el presente año 2021 que suman un total de 150.000 euros, lo que supone un incremento del 60 por ciento respecto a la cantidad que se concedía al comienzo del actual mandado con ayudas que sumaban 90.000 euros.

Las ayudas eran para ayuntamientos de menos de 10.000 habitantes y se han concedido a 78 ayuntamientos que lo han solicitado, que recibirán una ayuda de 628 euros por unidad escolar en sus centros para gastos de mantenimiento como luz, calefacción, agua, limpieza, desinfección, etc.

El Ayuntamiento de Morales del Vino es el que dispondrá de una mayor subvención al contar con 16 unidades, por lo que la subvención se eleva hasta los 10.062 euros.

La Diputación de Zamora ha aumentado en un 60 por ciento el presupuesto destinado al mantenimiento de centros escolares de infantil y primaria en el medio rural durante el presente mandato, pasando de los 90.000 euros del año 2019 a los 150.000 euros del presente año 2021.

La Institución Provincial responde así a la demanda realizada por las entidades locales en este sentido, y dentro de la política del equipo de gobierno provincial de apostar por el asentamiento de población en el medio rural.

Artículo anteriorPilar Alegría invita a las CCAA a hacer de la educación una política prioritaria
Artículo siguienteLa nómina de las pensiones contributivas a 1 de agosto se sitúa en 10.217,15 millones de euros