Cuando la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago, se propuso difundir los caminos que pasan por nuestra provincia, pensó que la mejor forma de hacerlo, era a través de las huellas que el tiempo ha ido dejando en nuestros caminos y, en este caso, se centró en el Camino Sanabrés.

Hitos como el monasterio de Santa María de Moreruela, el monasterio de San Salvador en Tábara donde se iluminaron algunos de los códices medievales más relevantes que el tiempo nos ha legado a través de sus Beatos, el conjunto de Santa Marta de Tera, lugar obligado de paso para los peregrinos y el Santuario de la Caraballeda con su trayectoria en favor de los que se dirigen hasta Compostela, representaban lo mejor que podríamos ofrecer a nuestros visitantes.

Contamos para estas jornadas con especialistas en cada una de las materias y resultó un proyecto además de ilusionante, muy participativo por el numeroso público que asistió a cada una de las conferencias.

Reproducimos la presentación que a través de los medios de comunicación se hizo para tal evento.

Artículo anteriorEl sabor del campo (LERA)
Artículo siguienteUn beso al cielo Leti, en tu 35 cumpleaños