Se dice en el Talmud, que quien salva una vida salva al mundo entero y aquellos que en alguna ocasión han tenido la oportunidad de poder hacer algo por los demás, lo saben muy bien, porque no hay nada tan gratificante en esta vida como poder salvar a los que nos rodean.

Uno de los grandes males que sufrimos en esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, viene como consecuencia del estrés que padecemos y de otros excesos que hacen que nuestro organismo no llega a funcionar como debería, lo que provoca deficiencias cardiacas que de por sí, la mayoría de las veces no llegan a ser mortales, pero si no se actúa con rapidez las secuelas que producen son irreparables y acaban por provocar la muerte de quien lo padece.

Es en estas situaciones, cuando una actuación correcta, puede salvar una vida y muchas veces son cuatro conceptos básicos los que deberíamos conocer para actuar de la forma más adecuada para quien ha sufrido el infarto.

Los padres y madres del CRA de Tábara se han implicado en un proyecto salvavidas y a través de este proyecto, pretenden dos cosas; la primera es que tengamos unos conocimientos básicos para saber cómo debemos afrontar esta situación, si se llegara a presentar y la segunda es disponer de un desfibrilador que resulta fundamental cuando el infarto se produce.

El proyecto es muy sencillo y si todos y cada uno de los que vivimos en este pueblo nos sumamos al mismo, dispondríamos en Tábara de un desfibrilador gratis, al que todos podrían acceder y que en caso de necesidad podría llegar a salvar nuestra vida.

La firma Kukuxumuxu, ha diseñado unas pulseras de tela de diferentes colores, las cuales disponen de unos dibujos serigrafíados en los que se explica cómo se debe actuar en estas situaciones y por sólo tres euros, algo que está al alcance y a la disponibilidad de cada uno de nosotros, si conseguimos que este proyecto consiga vender 800 pulseras, dispondríamos de una herramienta que salvaría muchas vidas.

Hagamos entre todos, que Tábara sea un espacio cardioprotegido y apoyémoslo adquiriendo una de estas pulseras al proyecto que los padres y madres del CRA de nuestro pueblo, con tanta ilusión están tratando de llevar a buen puerto.