La comunidad de la Zona Básica de Salud de Tábara comenzó dedicando un sentido mensaje de apoyo a su compañero Paco, quien se encuentra en proceso de recuperación. La solidaridad y los buenos deseos fueron expresados con fuerza y afecto, evidenciando la unidad y el cariño que caracterizan a esta comunidad.

Sin embargo, la atmosfera de solidaridad se vio empañada por la frustración y la indignación durante la reunión de la Delegada Territorial, Leticia García, con los alcaldes de la Zona Básica de Salud de Sanabria. En el encuentro, García abordó temas críticos relacionados con la atención primaria en la región, generando un profundo malestar entre los presentes.

Uno de los puntos más álgidos fue la admisión por parte de la Junta de la contratación de médicos sin Especialidad de Familia y Comunitaria en la Zona Básica de Salud de Sanabria. La falta de personal cualificado para cubrir tres plazas vacantes ha llevado a esta controvertida medida, que fue comunicada con desenfado por la Delegada Territorial.

Leticia García, ante la preocupación de los alcaldes, justificó la contratación de 27 médicos sin especialidad, asegurando que todos poseen el título de Medicina. No obstante, esta explicación no fue suficiente para calmar la indignación de la comunidad, que considera humillante la situación y denuncia la falta de respeto hacia los pacientes rurales.

La Delegada Territorial señaló que se trata de contratos temporales, destinados a cubrir el vacío hasta que se contraten médicos de familia. No obstante, los habitantes de la Zona Básica de Salud de Sanabria expresan su escepticismo, recordando la escasez de médicos experimentada durante el verano de 2022.

En este contexto, Leticia García informó que actualmente hay 3984 personas distribuidas en 10 demarcaciones y 66 localidades, con 14 plazas de médicos de las cuales solo 11 están cubiertas, y 10 enfermeras. La falta de recursos humanos es evidente, y los habitantes rurales temen que la situación empeore con las jubilaciones proyectadas a corto, medio y largo plazo.

La Plataforma por una Sanidad Pública en la Zona Básica de Salud de Tábara ha levantado la voz en medio de este panorama desolador. Critican la falta de interés por parte de la Junta de Castilla y León y cuestionan al Consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, acusándolo de eludir responsabilidades al atribuir los problemas a la Ministra de Sanidad.

La comunidad exige acciones concretas y soluciones inmediatas, mostrando su descontento con la gestión de Leticia García y llamando a la dimisión del Consejero de Sanidad. En medio de este conflicto, agradecen a los ciudadanos que los acompañan en las manifestaciones y reconocen la importancia de los medios de comunicación para visibilizar su lucha.

En definitiva, la crisis en la Atención Primaria Rural en la Zona Básica de Salud de Tábara pone de manifiesto la precaria situación en la que se encuentran los servicios de salud en las áreas rurales, generando un llamado urgente a la acción por parte de las autoridades competentes.

PROMOCIÓN
>