• La temporada de caza de la Media Veda en la Comunidad se prolongará hasta el domingo 17 de septiembre.

La temporada de caza conocida como Media Veda, se iniciará en Castilla y León este próximo martes, 15 de agosto, y concluirá el domingo 17 de septiembre.

Durante este periodo, las especies objeto de caza serán la codorniz, ave por excelencia de esta época, así como la urraca, corneja, conejo y zorro. Desde el 25 de agosto, también se podrá cazar la paloma torcaz y la paloma bravía.

Los días hábiles para la práctica de la caza en la Media Veda vienen fijados directamente en el Anexo II de la Ley 4/2021 de 1 de julio, de Caza y de Gestión Sostenible de los Recursos Cinegéticos de Castilla y León, siendo los martes, jueves, sábados, domingos y festivos de carácter nacional y autonómico.

PUBLICIDAD

Respecto al número máximo de piezas a cobrar por cazador y día, la ORDEN MAV/1007/2022, de 29 de julio, por la que se establecen medidas de protección para las especies cinegéticas, publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León del 11 de agosto de 2022, establece 25 ejemplares para la codorniz. En el caso de la tórtola común, esta temporada seguirá sin poder ser objeto de caza.

Con relación a los resultados de capturas de codornices de temporadas anteriores, según los valores comunicados por los titulares de los cotos de caza, la media de capturas anuales a lo largo del último decenio se sitúa en 530.000 piezas. La temporada pasada fueron capturadas 513.000. La evolución de los resultados de capturas de codorniz en las últimas 10 temporadas presenta una tendencia estable, dentro de una horquilla cuyos valores mínimos y máximos han estado en torno a los 400.000 y 600.000 piezas de caza. Las provincias donde los niveles de captura de codorniz han sido más altos han sido Burgos -declarándose el 36 % de las piezas de caza de cada temporada-, junto con el grupo formado por Palencia, León y Soria, en las que se abaten en cada una de ellas el 16 % de las capturas. El resto de provincias se sitúan en torno al 3 % de las piezas.

Respecto al conejo, según los valores declarados por los titulares de los cotos de caza en sus memorias anuales de capturas, la media de piezas de caza abatidas en los últimos 10 años se sitúa en 320.000 ejemplares. La temporada pasada fueron capturados 380.000. La evolución de los resultados de capturas de conejo en las últimas 10 temporadas presenta tendencias distintas en función de su área de distribución. Los valores mínimos y máximos a nivel regional durante el último decenio están situados dentro de una horquilla de 250.000 y 450.000 conejos por año. La provincia de Valladolid declara unas capturas anuales cercanas al 27 % de las piezas cazadas por año, mientras que el grupo formado por Zamora, Burgos y Palencia alcanzan, cada una de ellas, el 15 % de las capturas anuales. El resto de las provincias aporta el 5 % cada una de ellas. La tendencia regional se evalúa como estable.

En relación a la previsión de capturas para la presente temporada, se encuentra altamente condicionada por las condiciones meteorológicas del año, puesto que la estrategia reproductiva de las especies de media veda se encuentra muy influenciada por estos factores. Los boletines meteorológicos correspondientes a fechas desde el inicio de la migración de la codorniz evidencian que el mes de marzo ha sido muy cálido en toda la Comunidad y muy seco en las provincias de Burgos, Norte de León, de Palencia. Durante el mes de abril, la meteorología no fue favorable, presentando valores aún más extremos tanto en relación con la temperatura como con las precipitaciones, llegando el déficit hídrico al 80 %. Sin embargo, el mes de junio ha sido húmedo en toda la Comunidad, siendo la precipitación acumulada un 121 % superior al promedio mensual, lo que conlleva que a nivel regional la suma de toda la precipitación acumulada haga que sea un año muy húmedo en la mayor parte de Castilla y León. No obstante, los datos que se presenten durante la primera quincena del mes de agosto serán los que definitivamente condicionen la recogida de cosechas en las zonas más septentrionales de la Comunidad y, por ello, el comportamiento más nomádico de la codorniz durante los días precedentes a la apertura de la media veda.

Para la práctica de la caza son necesarios los siguientes documentos:

  • Documento acreditativo de su identidad.
  • Licencia de caza.
  • Autorización escrita del titular cinegético.
  • Si se utilizan armas, el seguro de responsabilidad civil del cazador y los documentos necesarios para su uso y tenencia requeridos por la legislación vigente en la materia.
  • Si se utilizan otros medios de caza que requieran autorización, los documentos que acrediten que se dispone de dicha autorización.

Más información en  la Guía práctica del cazador | Medio Ambiente | Junta de Castilla y León (jcyl.es)

En relación a las licencias de caza, la emisión de licencias tipo A y B está bonificada al 100 % mediante la entrada en vigor de la LEY 2/2022, de 1 de diciembre, y con la entrada en vigor de la LEY 1/2023, de 24 de febrero la vigencia pasa de ‘anual’ a ‘quinquenal’. Las consultas de información y asistencia relativas a la obtención de la expedición de licencias de caza serán canalizadas principalmente por dos vías:

Publicidad Dos sliders centrados