Durante la última hora de la tarde de ayer y toda la noche no dejó de nevar y hoy Tábara amaneció cubierta de nieve.

Parecía que Filomena quería pasar de largo sin visitarnos, pero al fin tiñó de blanco nuestras calles.

Esta mañana eran muchos los vecinos que salían a la calle a disfrutar de la nieve con sus teléfonos en mano para hacer fotos y perpetuar la nevada.

Galería de fotos