El concurso literario «Tábara a punto de pluma» ha encontrado a su campeón. Iván Humanes Bespín, se alzó con el título de ganador gracias a su cautivador relato titulado «Yo soy la montaña». En esta historia, Iván nos transporta a una versión única y fantástica de Tábara, donde uno de sus vecinos posee un don extraordinario: el poder de controlar la naturaleza. Pero lo que hace que este relato destaque es su profundo mensaje, ingeniosamente enriquecido con un toque de humor que lo hace inolvidable.

La narrativa de Iván Humanes Bespín nos sumerge en un mundo donde la relación entre el ser humano y la naturaleza se explora de manera ingeniosa y conmovedora. Su protagonista, un vecino de Tábara, comprende a la perfección la responsabilidad que conlleva su habilidad única y se enfrenta a las decisiones morales que implican el uso de su poder. Este relato no solo entretiene, sino que también invita a la reflexión sobre nuestra relación con el entorno natural y la importancia de preservarlo.

Lo más destacado de «Yo soy la montaña» es su toque de humor. Iván logra combinar sabiamente elementos fantásticos con situaciones cómicas, creando una atmósfera amena y entretenida que cautivó al jurado. Esta combinación única de elementos literarios le valió a Iván Humanes Bespín el reconocimiento unánime como ganador del concurso «Tábara a punto de pluma».

PUBLICIDAD

Además del ganador, el concurso también reconoció a otros talentosos escritores. Rocío González Martín recibió una mención especial por su relato «Los birrias 2.0». En esta obra, Tábara se enfrenta a un enemigo más temible que los demonios de la tradición: la especulación con su riqueza natural. La historia de González Martín combina suspense, fantasía y humor de una manera magistral, demostrando un talento literario excepcional.

El premio otorgado al ganador, Iván Humanes Bespín, consiste en un lote de libros que seguramente enriquecerá su biblioteca y su inspiración literaria. El lote incluye obras como «El hombre de la bicicleta azul», escrita por Luis Fernando Sanz; «El pensamiento inspirado, volúmenes 1 y 2», del renombrado autor Antonio Colinas; y «Un drama en el Océano Pacífico», una obra clásica de Emilio Salgari.

El concurso «Tábara a punto de pluma» se ha postulado como un escaparate para el talento literario local y una oportunidad para que los escritores de la región compartan sus historias con un público más amplio. La edición de este año ha demostrado una vez más la riqueza de la creatividad literaria en Tábara.

Con la victoria de Iván Humanes Bespín y el reconocimiento a Rocío González Martín, el concurso ha celebrado la diversidad y la originalidad de las voces literarias de Tábara, al tiempo que ha inspirado a los escritores locales a seguir creando historias que cautiven e inspiren.

Publicidad Dos sliders centrados