• El investigado eludió un punto de verificación de la Guardia Civil una vez se le realizó la prueba de muestreo que indicaba que el mismo arrojaba un valor de alcoholemia superior al permitido

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

El pasado 5 de agosto de 2023 componentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora, durante la realización de un servicio preventivo de alcoholemia en el kilómetro 12,500 de la carretera autonómica ZA-311 (Moralina-Límite provincia Salamanca), requirieron al conductor de un turismo, marca Mercedes, modelo 190D, al objeto de realizarle la prueba de alcoholemia, el resultado del muestreo con el etilómetro de aproximación fue superior a los 0,25 mg/l permitidos motivo por el cual le fue informado que se procedería a realizar la prueba de alcoholemia con etilómetro evidencial, éste acelera bruscamente su vehículo y haciendo caso omiso a las señales de los Agentes, los cuales tuvieron que apartase de la trayectoria del mismo para evitar ser atropellados, emprende la huida con dirección Portugal.

Los Agentes inician el seguimiento al vehículo y durante el mismo, observan como su conductor realiza adelantamientos en línea continua, circula por el carril izquierdo en tramos de vía con cambios de rasante y curvas con escasa visibilidad teniendo que frenar y realizar cambios de trayectoria el resto de usuarios para evitar ser colisionados por el mismo, todo ello aconteció hasta que atravesó la frontera con Portugal momento en el cual se solicitó apoyo a la Guarda Nacional Republicana Portuguesa para su posible intercepción.

PUBLICIDAD

Debido a que también hizo caso omiso a las señales de detención de los Agentes portugueses, los hechos se pusieron en conocimiento del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico del Subsector de Zamora (G.I.A.T) los cuales realizaron las posteriores gestiones encaminadas a la localización del conductor al objeto de averiguar su identidad concluyendo el pasado día 2 de septiembre de 2023 cuando, una vez investigado como supuesto autor de un delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia y otro delito de conducción temeraria y puesta a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Zamora.

Por estos hechos, el conductor podría enfrentarse a las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años que en el caso de la conducción temeraria la privación podría aumentarse hasta los seis años.

La conducción temeraria es el exponente de la conducción más inapropiada y crea un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaborar en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medio ambiental es tratada de manera discreta y anónima

Publicidad

.

Publicidad