El parlamento autonómico ha aprobado parcialmente una Proposición No de Ley de UPL,  comprometiéndose a impulsar desde las administraciones la conservación y fomento de los servicios financieros en el medio rural.

Este jueves el pleno de las Cortes autonómicas ha debatido una Proposición No de Ley planteada por Unión del Pueblo Leonés (UPL) que buscaba frenar la exclusión financiera que sufre el medio rural de la comunidady, en especial, de una Región Leonesa en la que cerca de 150.000 personas carecen de servicios bancarios en sus municipios.

Una iniciativa parlamentaria que ha sido defendida por el procurador leonesista José Ramón García, y que ha sido aprobada parcialmente por las Cortes, aprobándose 3 de los 7 puntos que finalmente integraron la propuesta de resolución que llegó al turno de votación, habiendo logrado los leonesistas el compromiso de las Cortes para impulsar la colaboración entre administraciones en busca de conservar y fomentar los servicios financieros en el medio rural.

PUBLICIDAD

Por otro lado, algunos de los puntos planteados por los leonesistas fueron rechazados por el parlamento de Castilla y León, siendo el caso de los que instaban a la elaboración de un Plan para la conservación y fomento de servicios financieros en el medio rural o el que reclamaba establecer una línea de incentivos para mantener o reabrir oficinas bancarias y cajeros en el medio rural.

Unas peticiones que para los leonesistas se sustentan en los alarmantes datos que presenta la Región Leonesa, que es el territorio de España con peores datos en exclusión financiera, y que “evidencian la imperiosa necesidad de tomar medidas de inmediato para frenar esta dinámica de cierre de servicios”.

Es por ello que UPL también pedía impulsar las reformas normativas necesarias que permitiesen fijar penalizaciones a entidades bancarias cuando planteasen posibles cierres en el medio rural, así como para poder impulsar directamente la administración a iniciativa propia la oferta de servicios bancarios mediante la creación de oficinas fijas o portátiles, así como cajeros automáticos en áreas donde la distancia a los servicios financieros pudiese ser considerada excesiva, siendo rechazados estos puntos por el pleno de las Cortes.

Sí corrió mejor suerte el punto planteado por Unión del Pueblo Leonés que reclamaba que exista una colaboración con todos los niveles de la administración -local, provincial, autonómica, estatal y europea- para la conservación y fomento de servicios financieros en el medio rural, logrando el compromiso del parlamento para ello.

Asimismo, los leonesistas aceptaron la ampliación planteada para la propuesta de resolución por la procuradora popular Rosa Esteban, que solicitó que se incluyese en la misma instar a buscar en el seno del Consejo Financiero de Castilla y León soluciones consensuadas y armonizadas para garantizar el acceso a servicios financieros en el medio rural, así como instar al Gobierno a establecer medidas que luchen contra la desertificación financiera en el medio rural, especialmente en aquellas zonas con menor densidad poblacional y fragmentación municipal.

De este modo, tras el debate y votación, con la aprobación parcial de la Proposición No de Ley, desde UPL se considera que aunque el avance es “insuficiente para nuestras pretensiones, sí supone avanzar un paso para luchar contra la exclusión financiera en nuestro medio rural”, por lo que esperan que el compromiso adquirido por las Cortes se cumpla y haya un impulso real desde las administraciones para conservar y fomentar los servicios financieros en el medio rural.

Publicidad Dos sliders centrados