SAF – 6 ene 2014.

A pesar del mal tiempo, los Reyes han llegado puntualmente a Tábara.

Por primera vez la comitiva fue recibida en “El Cubo”, desde donde

partió recorriendo el pueblo y derrochando a lo largo de todo el itinerario caramelos y chuches para todos los menudos seguidores.

 

Los Reyes tampoco se olvidaron de los pequeños de la residencia e hicieron un alto en el camino para llevarles un poco de ilusión, dice el refrán que de mayores nos volvemos como niños, y a juzgar por la algarabía que se formó en la residencia, a fe que es cierto.

Ya de regreso a “El Cubo” la magia se apoderó de la noche y la algarabía que formó el numeroso grupo de niños que, ansiosos y un tanto nerviosos, esperaban atentos a oír su nombre para apresurarse y escabullirse entre el gentío y subir al escenario para recibir de mano de Sus Majestades, en persona, los esperados juguetes. A juzgar por las caras y la ilusión este año han sido bien generosos.