• Ha contado con una inversión de 1.3 millones de euros para 4.4 kilómetros de longitud. Los vecinos disfrutan ya de la nueva carretera tras dos adjudicaciones fallidas anteriores.

El presidente de la Diputación de Zamora, Javier Faúndez Domínguez, acompañado por el alcalde del Ayuntamiento de Micereces de Tera, Carlos Marín Díez, ha visitado las obras de acondicionamiento y refuerzo del firme de la carretera ZA-P-2547, entre las localidades de Abraveses de Tera, Micereces y Aguilar de Tera, que han contado con un presupuesto de ejecución de 1.310,775.49 euros.

En la visita a la carretera también han estado presentes los diputados provinciales por la circunscripción de Benavente Emilio Fernández Martínez y Atilana Martínez Mayado, también diputada delegada del Área de Obras.  

De esta manera concluye esta actuación iniciada en el año 2015 y después de dos adjudicaciones fallidas anteriores en las que la Diputación tuvo que rescindir el contrato con las empresas adjudicatarias por incumplimiento de éstas.

PUBLICIDAD

La carretera ZA-P-2547 inicia su trazado en el municipio de Vega de Tera (N-525), pasa por las localidades de Melgar de Tera, Santibáñez de Tera y llega hasta la localidad de Aguilar de Tera con una longitud total de 27,3 kilómetros.

Las obras ejecutadas se inician en el final de tramo urbano de la localidad de Abraveses de Tera y finalizan en la travesía de Aguilar de Tera, pasando por Micereces, con una longitud total de es 4.340 metros.

En las travesías del tramo se ha aplicado un refuerzo de 5 centímetros de espesor sobre la calzada existente y un fresado en las zonas que ha sido necesario.

En el resto de la carretera se ha rectificado del trazado en algunos tramos y se ha ensanchado la plataforma hasta conseguir dos carriles de 3,1 metros de anchura y arcenes de 1 metro pavimentados con mezcla asfáltica.

La ampliación se ha conseguido mediante la puesta en obra de suelo adecuado, una capa de suelo cemento y una capa de mezcla bituminosa en caliente de 6 centímetros de espesor.

Antes de la ejecución del proyecto de mejora, la calzada disponía de una anchura pavimentada que variaba entre los 4,50 a 5,00 metros formada por riegos asfálticos. El firme de la carretera presentaba diversas patologías, había sido ya bacheado en diferentes ocasiones, e impedía una circulación cómoda y segura para los vecinos de la zona.

Publicidad

.

Publicidad