Se trata de sendos varones que conducían vehículos a motor portando una autorización administrativa para conducir sin validez, al haber perdido la totalidad de puntos asignados.

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

En el marco de las actuaciones llevadas a cabo por el Subsector de Tráfico, la Guardia Civil de Zamora, trabaja, en prevención de la comisión de delitos e infracciones relacionadas con la Seguridad Vial.

Durante este pasado fin de semana agentes de la Guardia Civil han interceptado en vías de la provincia de Zamora, dos vehículos a motor cuyos conductores carecían de autorización administrativa que les habilitara para conducir, teniendo pérdida de vigencia al haber agotado totalmente el crédito de puntos y uno de ellos, además, la pérdida por no haber realizado el curso de reeducación de seguridad vial al que estaba obligado para poder recuperar su permiso de conducción.
Procediéndose a la investigación de las citadas personas por la comisión de un presunto delito contra la Seguridad Vial para remisión a la Autoridad Judicial competente.

Para este tipo de conductas constitutivas de delito, nuestro Código Penal contempla penas que, aplicadas en su grado máximo, pueden conllevar la prisión por un período de hasta 6 meses, multas de 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 90 días.

La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medioambiental es tratada de manera discreta y anónima.

Artículo anteriorLa Guardia Civil realizará unas jornadas sobre desapariciones involuntarias de personas en el ámbito rural
Artículo siguienteEn Zamora se espera nieve, llegó el invierno