• El conductor, que dio positivo en la primera prueba, se negó a repetir la prueba de alcohol y a realizar la prueba de drogas.

Componentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora detienen a un conductor por los delitos de conducción temeraria, conducción bajo los efectos del alcohol y otras drogas y atentado a los agentes de la autoridad.

A las 08:00 horas de la mañana siguiente al día de Navidad, componentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora detectaron la presencia de un vehículo circulando a una velocidad excesiva por el tramo urbano de la vía ZA-20. Al llegar al semáforo existente en la intersección con la calle Villalpando, estando el mismo en color rojo y habiendo varios
vehículos detenidos, el conductor se saltó el semáforo y rebasó a los vehículos detenidos por el arcén de la derecha, entrando en la intersección por la que circulaba un vehículo proveniente de la carretera la Estación, teniendo que maniobrar el mismo bruscamente para evitar la colisión.

El conductor infractor continuó su marcha y al llegar al siguiente semáforo, que también estaba en rojo, realizó una frenada brusca, haciendo derrapar las ruedas para evitar colisionar con otro vehículo que se encontraba detenido.

PUBLICIDAD

En ese momento, el vehículo fue interceptado por una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, mostrando su conductor claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol y otras drogas, por lo que se le sometió a la realización de las correspondientes pruebas, arrojando una tasa de 1,04 mg/l de alcohol en aire espirado, negándose acto seguido a repetir la
prueba de alcohol y a realizar la prueba de drogas.

Momentos más tarde y debido a su estado de euforia, comenzó a amenazar a los guardias civiles llegando a agredirles físicamente, por lo que resultó detenido.

Se le imputan los delitos de atentado a Agentes de la Autoridad, conducción temeraria con concreto peligro para la vida de otras personas y conducción bajo los efectos de alcohol y drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

El consumo de drogas y sustancias tóxicas influye en el conductor de un vehículo con la disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando
exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Servicio de alertas mediante la “app Alertcops”

La Guardia Civil recuerda la puesta en marcha años atrás de la APP ALERTCOPS. Esta aplicación móvil es un servicio de alertas que permite comunicarse de manera precisa, gratuita y rápida con la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

A través de ella se puede alertar sobre una situación delictiva de la que es víctima o testigo; también permite recibir en el teléfono móvil mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencias.
La Guardia Civil recomienda su descarga, para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Publicidad

.

Publicidad