El investigado fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial al circular con vehículo a motor superando la velocidad máxima permitida en más de 80 km/h 18 de diciembre de 2023
La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

El pasado día 15 de diciembre de 2023 agentes de la Guardia Civil del Destacamento de Tráfico de Puebla de Sanabria (Zamora) realizaban servicio preventivo de velocidad en la carretera nacional N-631 (N-630-N-525), vía convencional limitada a una velocidad genérica de 90 kilómetros por hora.

En el kilómetro 34,200, término municipal de Ferreras de Arriba (Zamora) con un límite de velocidad de 70 kilómetros por hora, fue detectado un vehículo tipo turismo, marca Citroen, modelo C3 que circulaba a una velocidad de 160 kilómetros por hora.

Al conductor del citado vehículo, una vez requerido por los Agentes, se le investigó como presunto autor de un supuesto delito contra la Seguridad Vial al conducir un vehículo a motor superando la velocidad máxima permitida en 80 kilómetros por hora en vías interurbanas.

El investigado, así como las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Benavente (Zamora).

Este tipo de acciones al volante no solo ponen en peligro la propia ntegridad física del conductor, sino la de sus acompañantes, en el supuesto de transportar pasajeros, y la del resto de usuarios de la vía.

Además de las más que posibles fatales consecuencias en el supuesto de una colisión o una salida de vía a esas velocidades, en caso de una reducción drástica de velocidad o una súbita maniobra evasiva se alargan las distancias de parada y aumentan las posibilidades de perder el control del vehículo, respectivamente, coadyuvando al accidente.

Se recuerda que por las penas por estos supuestos delitos podría ser castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y, en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medioambiental es tratada de manera discreta y anónima.

PROMOCIÓN
>