• El investigado, un hombre residente en la provincia de álaga, habría cometido los ilícitos penales durante los
    meses de enero y junio del año 2022.
  • Las estafas afectaron a tres empresas de la provincia de Zamora, alcanzando un valor de 12.856,25 €.

La Guardia Civil de Zamora, concretamente componentes del Equipo @procedieron, en el marco de la explotación de la Operación 2202 COVIRUS, a la investigación en el Centro Penitenciario Málaga I de Alhaurín de la Torre (Málaga) de un hombre, como supuesto autor de 2 delitos de estafa, uno de ellos en grado de tentativa, afectando a empresas ubicadas en la provincia de Zamora.

Los delitos se cometieron entre el mes de enero y junio de 2022 y, como consecuencia en ambos casos, de un tipo de ataque informático conocido como “MAN IN THE MIDDLE”, consistente en la interceptación y alteración por parte del Ciberdelicuente de los correos electrónicos entre dos partes sin que estas sean conscientes.

Los hechos fueron denunciados en los Puestos de la Guardia Civil de Toro y de Zamora, siendo afectadas cuatro empresas, tres de ellas afincadas en la provincia de Zamora.

PUBLICIDAD

El modus operandi común en ambos hechos es la realización de una transacción económica entre dos empresas derivada de la compra de un producto, remitiendo la empresa vendedora la factura a la empresa compradora vía correo electrónico, siendo la factura interceptada por el ciberdelicuente y editada por él mismo, modificando el número de cuenta bancaria de la empresa vendedora a donde se debía realizar el pago del producto adquirido sustituyéndola por la cuenta bancaria de los
ciberdelincuentes.

El importe total del dinero estafado ascendió a 12.856,25 €, pudiendo haberse incrementado dicho importe si el informático de una de las empresas no se hubiera dado cuenta de que podía tratarse de una estafa al detectar el cambio del número de cuenta bancaria de la empresa vendedora en la factura recibida.

Una vez realizadas las primeras gestiones por Puestos de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora donde los afectados presentaron denuncia, se hizo cargo de las investigaciones el Equipo @ de esta comandancia, desplazándose, en unión al Equipo de Delitos Informáticos y Tecnológicos (EDITE) perteneciente a la Unidad Orgánica de
Policía Judicial de la Comandancia de Zamora, a una de las empresas al objeto de analizar las direcciones IP de acceso al correo electrónico, donde se pudo comprobar cómo, además de los accesos al correo electrónico realizados desde la localidad de Toro, también se accedió al mismo desde direcciones IP localizadas en Rusia y en Ucrania.

Prosiguiendo con la investigación, se realizó el estudio de numerosas cuentas y transacciones bancarias y el análisis de la documentación aportada para la apertura de cuentas bancarias y altas de líneas telefónicas empleadas para la consecución de las estafas.

Una vez estudiados los documentos de identidad empleados para dichas altas con medios de cooperación policial, se comprobó que los mismos se encontraban entre los archivos digitales intervenidos en el registro efectuado en el domicilio del líder del grupo criminal dedicado a la comisión de delitos idénticos a los investigados en la provincia de Zamora.

Al autor principal de los hechos, un varón de 52 de años natural de Camerún y afincado en la provincia de Málaga, le constan numerosos antecedentes policiales y judiciales de estafas por hechos idénticos.

Miembros del Equipo @ de la Comandancia de Zamora se desplazaron, el día 12 de marzo de 2024, al Centro Penitenciario Málaga I de Alhaurín de la Torre (Málaga) donde se encontraba interno el autor, procediendo a su investigación como autor de dos delitos de estafa, uno de ellos en grado de tentativa.
Las diligencias y el investigado fueron puestos a disposición del Juzgado Instrucción de Toro.

Publicidad

.

Publicidad