Consejería de la Presidencia

La Consejería de la Presidencia ha resuelto el Fondo de Participación de las entidades locales en los Impuestos propios de la Comunidad Autónoma por importe de 15.203.979 euros, lo que supone un incremento del 25 % respecto del año 2020. Castilla y León es una de las pocas comunidades que dan participación a las entidades locales en la recaudación de sus impuestos propios, que se materializa mediante transferencias incondicionadas a todos los municipios y provincias que pueden destinar a cualquier tipo de gasto que decidan.

La Consejería de la Presidencia, a través de la Dirección de Administración Local, ha resuelto mediante Orden la concesión de las cuantías que corresponden a cada uno de los 2.248 municipios y 9 diputaciones provinciales del Fondo de participación de las entidades locales en los impuestos propios de la Comunidad Autónoma por importe de 15.203.979 euros, incrementándose en un 25 % respecto al ejercicio 2020.
Las transferencias de estos fondos a los municipios y provincias son totalmente incondicionadas, por lo que estos pueden destinar libremente las cuantías que perciban a cualquier tipo de gasto, ya sea corriente, de inversión o financieros.

Como novedad para este ejercicio 2021, se va a mejorar la agilidad en la percepción de estos fondos, que repercutirá positivamente en los municipios menores de 1.000 habitantes. Así, mientras que hasta ahora se recibían estas cuantías en tres pagos cuatrimestrales, a partir de este año recibirán la totalidad de la cuantía que les corresponde en un solo pago en los próximos días. El resto de municipios y las provincias lo recibirán en tres pagos en cada cuatrimestre.

“Esto supone un adelanto efectivo de 8 meses para 2.028 municipios de Castilla y León, el 90 % del total de municipios de la comunidad. Y lo hacemos ahora, cuando más se necesita, cuando nuestro mundo local está afrontando una situación difícil a consecuencia de la pandemia. Hemos escuchado a nuestras entidades locales, y hemos reaccionado rápido a sus demandas y necesidades”, ha indicado el consejero de la Presidencia.

Castilla y León es una de las seis comunidades autónomas de régimen común que tiene implantado desde el año 2015 un modelo de participación de las entidades locales en la recaudación de sus impuestos propios, que garantiza por ley a sus entidades locales la existencia de un fondo incondicionado que, distribuido con criterios objetivos, permite a cada municipio y provincia la percepción cada año de una suma de incondicionados para la prestación de los servicios públicos locales y el ejercicio de la política municipal.
Este Fondo, dotado con 15,2 millones de euros, se suma al otro fondo, también garantizado por ley, ‘Fondo de Cooperación Económica Local General 2021’, que se resolvió en el mes de enero y por el que ya se han concedido subvenciones a las entidades locales por importe de 48,4 millones de euros.

Cabe recordar que a mayores de estas líneas ordinarias de financiación local, la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha más de 93 millones de euros en Fondos Extraordinarios, con el objeto de destinarlos a financiar las políticas y distintos gastos ocasionados por la COVID-19 en el mundo local, en el ámbito de servicios sociales, empleo, inversiones sostenibles, comercio, o gastos en los colegios. En este sentido, Castilla y León es la comunidadad autónoma que más importe en Fondos Extraordinario ha movilizado en España y la única administración que ha aportado a las entidades locales en Castilla y León.

“Este gobierno tiene el municipalismo en su ADN, esto significa gobernar pensado en nuestro mundo local, que es la representación de una Comunidad extensa y vertebrada por 2.248 municipios. Hemos sido una comunidad autónoma ejemplar en la ayuda a las entidades locales con los fondos extraordinarios y lo seguiremos siendo, no obstante, nos sumamos a la reivindicación de las entidades locales de Castilla y León, defendida por la FRMP, y que es un clamor en el mundo local, y es la dotación por parte del Gobierno de España de un Fondo Extraordinario no reembolsable para las entidades locales”, concluyó Ángel Ibáñez.