Los controles establecidos en la barriada de “Las Llamas” posibilitaron su localización

  • Los exámenes radiológicos y ecográficos realizados en el Hospital Virgen de la Concha posibilitaron su extracción
  • En el momento de su detección mostraron como “señuelo” pequeñas dosis de “autoconsumo”

Con motivo los controles que Policía Nacional establece en la barriada de “Las Llamas” para la prevención y represión del tráfico de estupefacientes, funcionarios del grupo UDYCO de la brigada provincial de policía judicial, pudieron detectar el día 19 de diciembre a dos personas que provenían de Valladolid, las cuales por su actitud hicieron creer a los agentes que venían a aprovisionarse de sustancia estupefaciente.

Una vez identificadas y tras realizar un exhaustivo cacheo y registro del vehículo no se pudo detectar más que unas pequeñas dosis de cocaína, destinadas a autoconsumo, que hubieran dado lugar a la realización de una Acta de Infracción a la ley de seguridad ciudadana, con sanciones entre 600 y 1200 euros.

La pericia de los agentes, y las evidentes muestras de nerviosismo mostradas por estas dos personas, indicaban que pudieran transportar droga oculta, posiblemente en alguna cavidad corporal.

Por ello estas dos personas, residentes en Valladolid y de 62 y 53 años de edad, fueron trasladadas hasta el Hospital Virgen de la Concha donde tras exámenes radiológicos y ecográficos, se pudo determinar que una de ellas portaba en el tubo digestivo dos cuerpos extraños de grandes dimensiones.

La extraordinaria actuación del cuerpo médico hizo posible la recuperación de dos envoltorios que contenían un total de 120 gramos de heroína, manteniendo unas medidas extremas de seguridad al objeto de que la persona portadora no sufriera ninguna micro rotura en los envoltorios que pudieran haber conducido a un fatal desenlace.

En consecuencia, estas dos personas fueron detenidas por un delito contra la salud pública, y tras su paso a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción de guardia ha decretado el ingreso en prisión para la persona que portaba la heroína en su interior.

No hubiera sido posible la localización de la heroína sin la rápida y eficaz colaboración del Hospital Virgen de la Concha, el cual tras una sesión clínica realizada en el año 2018, llegó a un acuerdo de colaboración con la Policía Nacional para posibilitar la realización de rápidas pruebas radiológicas y ecográficas para la detección de sustancias en el interior del organismo. Estas pruebas médicas están avaladas por la Fiscalía Antidroga y diversa jurisprudencia siempre que se realicen para prevenir un delito grave y en defensa de la salud pública.

Artículo anteriorEl PP de Zamora denuncia que los ayuntamientos de la provincia no han recibido ni un euro de ayudas COVID del Gobierno del PSOE y Podemos
Artículo siguienteNavidad atípica