El BOE publica hoy la orden de reducción de módulos del IRPF en el sector agrario, aplicable a la declaración de la renta de 2019

▪En Castilla y León, el efecto de las reducciones establecidas a escala nacional es alto, por tratarse de producciones importantes dentro de su ámbito territorial
▪ Beneficia, a nivel autonómico, a agricultores dedicados a las producciones de cereales, uva y frutales, así como a los productores de ganadería extensiva, especialmente ovino y caprino

El Boletín Oficial del Estado ha publicado hoy la Orden ministerial de Hacienda por la que se reducen los Índices de Rendimiento Neto aplicables en 2019 en el sistema de estimación objetiva del IRPF (o de módulos), que beneficia a agricultores y ganaderos afectados por diversas circunstancias excepcionales.

Esta orden recoge la propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) de minoración de dichos índices. Para aplicar la rebaja, se han tenido en cuenta daños climáticos y otro tipo de adversidades, como los derivados de problemas de mercado, que hayan producido un descenso significativo del rendimiento.

Podrán beneficiarse los agricultores y ganaderos españoles afectados por la sequía de 2019, así como por los daños causados en septiembre por el temporal de DANA (depresión aislada en niveles altos).

En Castilla y León, el efecto de las reducciones establecidas a escala nacional es importante, por tratarse de producciones significativas dentro de su ámbito territorial.

Beneficia, a nivel autonómico, a agricultores dedicados a cultivos vitícolas, cereales, frutales, leguminosas y forrajes, así como a los productores de ganadería extensiva y a la apicultura. También hay reducciones puntuales para plantas de vivero y productos hortícolas

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) calcula que la aplicación de esta norma en el sector agrario supone una rebaja de la base imponible del orden de 614 millones de euros en el conjunto del sector agrario español, la mayor cifra del último quinquenio y prácticamente el triple del año anterior.

En la Comunidad Autónoma de Castilla y León, el conjunto de todas las reducciones puede suponer una minoración de la base imponible de unos 79 millones de euros, lo que significa un 12,8% del total nacional.

También se aplican a la campaña de módulos 2019 reducciones para los agricultores que utilicen electricidad para el riego, en aplicación de un coeficiente corrector que se introdujo en 2014 y que podrán seguir aplicando los agricultores que utilicen electricidad para el riego sobre el rendimiento neto de los cultivos regados, y que supondrá una reducción de un 20% del mismo.

También se mantiene la reducción del 5% del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para 2019. Se trata de una medida de carácter horizontal que afecta a la totalidad de los agricultores y ganaderos que tributen en estimación objetiva.

SECTORES BENEFICIADOS EN CASTILLA Y LEÓN

Los sectores beneficiados con esta medida son:

Sectores agrícolas:

  • Cereales de 0,26 a 0,18
  • Cítricos de 0,26 a 0,18
  • Frutales no cítricos de 0,37 a 0,30
  • Leguminosas de 0,26 a 0,18
  • Oleaginosas de 0,32 a 0,22
  • Olivar de 0,26 a 0,13
    

Sectores ganaderos:

  • Bovino de leche de 0,20 a 0,18
  • Bovino de cría extensivo de 0,26 a 0,18
  • Bovino de carne extensivo de 0,13 a 0,09
  • Ovino de carne extensivo de 0,13 a 0,09
  • Ovino de leche de 0,26 a 0,18
  • Caprino de carne extensivo de 0,13 a 0,09
  • Caprino de leche de 0,26 a 0,18
  • Porcino de carne extensivo de 0,13 a 0,09
  • Porcino de cría extensivo de 0,26 a 0,18
  • Apicultura de 0,26 a 0,13

Otras minoraciones que afectan a todo un ámbito provincial en Castilla y León son:

En Ávila:

Cereales, con mayor reducción que la nacional (de 0,26 a 0,13)
Forrajes, de 0,37 a 0,19
Frutos no cítricos, con mayor reducción que la nacional (de 0,37 a 0,19)
Leguminosas, con mayor reducción que la nacional (de 0,26 a 0,13)
Oleaginosas, con mayor reducción que la nacional (de 0,32 a 0,16)
Uva para vino con DO de 0,32 a 0,16
Uva para vino sin DO de 0,26 a 0,13

En Burgos:

Frutos no cítricos, con mayor reducción que la nacional (de 0,37 a 0,07)

En León:

Frutos no cítricos con mayor reducción que la nacional (de 0,37 a 0,07)
Productos hortícolas 0,26 a 0,18

En Palencia:

Forrajes de 0,37 a 0,26
Frutos no cítricos, con mayor reducción que la nacional (de 0,37 a 0,07)

En Salamanca:

Cereales, con mayor reducción que la nacional (de 0,26 a 0,13)
Forrajes de 0,37 a 0,26
Frutos no cítricos, con mayor reducción que la nacional (de 0,37 a 0,19)
Leguminosas, con mayor reducción que la nacional (de 0,26 a 0,13)
Uva para vino con D.O. de 0,32 a 0,22
Uva para vino sin D.O. de 0,26 a 0,18

En Segovia:

Frutos no cítricos, con mayor reducción que la nacional (de 0,37 a 0,19)

En Valladolid:

Leguminosas, con mayor reducción que la nacional (de 0,26 a 0,13)

Además, se efectuaron otras reducciones adicionales en determinadas zonas y cultivos, entre las que destacan:

Cereales, leguminosas y oleaginosas en 354 municipios de Castilla y León, con mayor intensidad de reducción que el establecido a nivel nacional (desde el 40% hasta el 80%).

Uva de vinificación en 35 municipios de la Comunidad Autónoma, de los cuales 18 en Burgos y 10 en Valladolid

Forrajes en 40 municipios de Castilla y León, de los cuales 23 en León y 11 en Valladolid.

Remolacha azucarera en 28 municipios, de los cuales 16 en León.

También hay reducciones puntuales para plantas de vivero (26 municipios), productos hortícolas (3 municipios) y frutales, con mayor reducción que la nacional en 2 municipios.