SAF – 3 de mayo de 2015.

Miles de rosas engalanaban ayer el carro que portaba a la Virgen hasta la ermita, en plena sierra. Nuestra Señora La Virgen del Puerto de Losacio,

 

subió ayer a su capilla en un carro totalmente engalanado con miles de flores y portado por sus devotos y devotas.

La comitiva romera partía ayer tarde del pueblo, a eso de las 5, entre el estruendo de las bombas y cohetes, ese olor tan peculiar a pólvora quemada y el sonido alegre de esa música festiva que en estas ocasiones no puede faltar, para acompañar a la Virgen hacia su trono en la ermita. Las decenas de devotos alistanos, tabareses y albarinos acompañaban a la Virgen en su día grande para cumplir así con la ancestral tradición y honrar a su Virgen del Puerto.

IMG 85671

El mozo José Antonio Crespo Vaquero, fue este año el ofrecido a la Virgen del Puerto, junto a su novia Esther Román Fernández, natural de Andavías, que celebrarán su enlace matrimonial el 8 de agosto. Antonio fue el encargado de portar el ramo de roscas ataviado elegantemente con flores y vistosos lazos para pedir a la Virgen del Puerto un feliz matrimonio y toda la felicidad para sí y los suyos y por supuesto para todos sus convecinos de Losacio.

D. Manuel Campo González y su esposa Lucía Heredero Touriño han sido los mayordomos de este año, tras una vida entera en Madrid han regresado a sus raíces y pretenden revivir y conservar las tradiciones de su terruño que desde la distancia han procurado conservar y ahora quieren cumplir porque “»Las tradiciones son el alma y la vida de nuestros pueblos y hemos de conservarlas como la esencia de nuestras raíces. La Virgen del Puerto es nuestra fiel protectora y compañera cuando la vida nos lleva lejos de la tierra», nos contaba emocionado Manuel.

Fieles a la tradición, como en toda romería que se precie en toda esta zona, las mujeres (antaño las jovenzuelas), cantaron el ramo y tras el rezo del rosario el momento más emotivo, la entrada de la Virgen a su trono tras la subasta y puja por conseguir uno de los cuatro brazos de las andas para tener el honor de introducir a la Virgen. Luego continúa la subasta del ramo para obtener fondos que serán destinados al mantenimiento y mejoras del Santuario.