Las fiestas patronales de tu pueblo, siempre son las más esperadas, y en esta ocasión, después de tres años sin poder celebrar ese reencuentro con familiares y amigos a los que no se los ha visto durante mucho tiempo, sin duda podemos considerarlas como las fiestas más deseadas a lo largo de los últimos años.

Es el momento de volver a encontrarnos con unos amigos de la niñez a los que el destino nos condujo en un momento de nuestras vidas por diferentes caminos y también, es la ocasión de conseguir reunir a las familias que un día tuvieron que separarse y durante las fiestas, Tábara se va llenando con aquellos que por una u otra razón se vieron obligados a marchar, pero siempre esperan y desean que lleguen estos días, para poder reencontrarse con sus seres más queridos.

Desgraciadamente, no estarán todos, algunos por diferentes circunstancias no podrán desplazarse hasta su pueblo y otros, como nuestro vecino Ángel, no estarán presentes, aunque sí se encontrarán en el pensamiento de muchos Tabareses.

Para que unas fiestas se celebren en condiciones óptimas y sean satisfactorias para la mayoría, es necesario la implicación de muchas personas que confeccionan y trabajan para que el programa que se ha elaborado, resulte del agrado de la mayoría de los que van a disfrutar de ellas y en este caso, un reconocimiento especial a las Peñas Tabaresas y también a la asociación cultural de San Lorenzo, que se han esmerado por ofrecer el mejor programa, tan esperado después de tres años.

Se ha pensado en todos y se ha buscado lo mejor para que la mayoría puedan disfrutar plenamente del contenido de cada acto que se ha programado para las fiestas. Habrá juegos para los pequeños y los mayores, también se celebrarán concursos y reuniones gastronómicas que siempre representan ese momento especial en las fiestas, donde alrededor de una mesa nos vamos reencontrando con muchas personas con las que soñábamos estar. La música representará uno de los momentos álgidos que cierren cada jornada y también los pasacalles amenizarán cada momento previo a los diferentes actos programados y como no podía ser de otra forma, los toros estarán presentes en varios actos, para el deleite de quienes siempre han disfrutado con esta actividad.

Es el momento de la diversión, de tratar de olvidar los sucesos que han provocado que durante estos años, no hayamos podido disfrutar de estas fiestas, por lo que, algo que se espera y se desea tanto, consigue que por unos días nos olvidemos los problemas que forman parte de la cotidianidad.

Pero también, es el momento del respeto, hay que pensar en los que estando en el pueblo, no pueden disfrutar de todos los momentos de las fiestas por motivos laborales o por enfermedad y sobre todo, tenemos que tener la libertad necesaria para hacer todo aquello que en otros momentos del año no es posible hacer, pero siempre teniendo en cuenta que esa libertad tiene que comenzar siempre por respetar a los demás.

Animamos a todos los tabareses a que disfruten plenamente de estas fiestas, que por fin vamos a poder celebrar después de este letargo tan prolongado al que hemos estado sometidos.

Artículo anteriorPistoletazo de salida de las fiestas de Tábara
Artículo siguienteJulio de 2022, el mes más cálido en España desde que hay registros