• Llega la época de la vendimia y en Tábara la familia del Río Antón, como es tradición, junta a amigos y familiares para cosechar la uva y pasar un buen día en familia, recordando la tradición.

Este año ha sido un buen año para la uva, pero desgraciadamente el fuego acabó con muchas de las viñas del pueblo y la vendimia no ha sido posible en la mayoría de las viñas de Tábara.

Siempre hay excepciones y en este caso la viña se salvó, por milagro, de las llamas, pero como las desgracias nunca vienen solas, los pobres ciervos que se han quedado sin alimento y andan desperdigados por donde pueden acceder a algo freso que les sirva de alimento, en esta viña han encontrado un majar al que no han podido resistir y desgraciadamente para el propietario, a pesar de ser un buen año para la uva, apenas han podido recoger una tercera parte de lo que habría sido normal en un año como este.

Uva de muy buena calidad y abundante, pero los ciervos dieron buena fe de ella antes de llegar los vendimiadores.

Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para recuperar la fiesta que en torno a esta actividad tradicionalmente se venía realizando antes de que la pandemia lo paralizara todo.

Amigos y familiares se han reunido el pasado sábado para realizar el trabajo de la recogida de la uva, la vendimia, que este año por desgracia, ha sido muy cortita como hemos dicho, pero no ha impedido pasar un día de fiesta para continuar la tradición, donde los vendimiadores que se ofrecen para echar una mano a aquellos que todavía pueden presumir de contar con una viña que recolectar y que el fuego no se la llevara por delante, se pudieran reunir en La Folguera para dar buena fe de la rica paella y mejores viandas de esta tierra, reunidos en familia para disfrutar de todo ello y ricos vinos incluyendo el café para disfrutar de un día inolvidable, olvidando por un día los malos tiempos que nos han precedido.

Amigo Luis, que esta tradición no se pierda y podamos cada año, disfrutar de un día de vendimia entre amigos y familiares con su consiguiente fiesta en La Folguera. Esperemos que el próximo año todo se vaya recuperando y los ciervos tengan comida abundante en nuestra Sierra de La Culebra y te dejen intacta tu viña para los vendimiadores.

Fotos de la noticia cedidas por Luís Del Río Antón

Artículo anteriorLos productos agroalimentarios de Tierra de Sabor llenan de calidad 33 hipermercados de Carrefour en Madrid y Castilla y León
Artículo siguienteEl Gobierno invierte 10,1 millones de euros en el patrimonio histórico de los paradores en Castilla y León