Este año los quintos han retomado la ancestral tradición de colocar el Mayo en la Cañada, junto al Auditorio Leticia Rosino.

En los últimos años, eran los mozos de San Lorenzo los encargados de mantener la tradición. Atrás quedan ya los piques entre Tábara y San Lorenzo para ver quien ponía el Mayo más alto y hermoso.

Sin embargo, este año los quintos se han unido y para no perder la tradición, en lo más alto del pueblo, han querido colocar un hermoso Mayo que nos acompañará durante todo el mes de mayo y permanecerá vigilante, como manda la tradición.

Galería de fotos

Artículo anteriorProcesión del Bendito Cristo de la Capilla en Tábara
Artículo siguienteLa Junta abre del 3 al 13 de mayo el plazo para la admisión y matriculación en las enseñanzas elementales y profesionales de Música